Los médicos eligen que se les deje morir en paz al final de sus vidas

Lo prefieren a intervenciones agresivas que proporcionen algún tiempo más de vida. Dos nuevos estudios sugieren que comprenden mejor los límites de la medicina que los pacientes a quienes tratan.

Quizá médicos deban exponer de forma realista a los pacientes qué pueden esperar de la medicina al final de la vida

Estas intervenciones incluyen nuevas intervenciones quirúrgicas, tratamientos en unidades de cuidados intensivos e incluso permanecer en el hospital.

"Parece confirmarse la idea de que los médicos comprenden los límites de la medicina moderna al final de la vida", dijo el autor líder del primer estudio, Dr. Joel Weissman, del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

"Cuando se enfrentan a ese tipo de decisión, eligen recibir una atención más pacífica y menos agresiva al final de la vida", añadió Weissman.

Esos hallazgos fueron confirmados por el segundo estudio, que halló que tanto los médicos como los pacientes con niveles educativos más altos son menos propensos a morir en un hospital que la población general.

"Parece que un alto nivel educativo influye sobre la forma en que encaramos la muerte", dijo el autor del 2º estudio (véalo aquí), Dr. Saul Blecker, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.

La mayoría de la gente preferiría morir en su casa en lugar del hospital o un centro de atención, según se ha comprobado en diversas encuestas. A pesar de lo cual la mayoría de las muertes se producen en un hospital.

El estudio de Weissman muestra que en comparación con la población general, los médicos son menos propensos a morir en un hospital (un 28 frente a un 32 por ciento), a someterse a una intervención quirúrgica (un 25 frente a un 27 por ciento) y a ingresar en las UCI (un 26 frente a un 28 por ciento), mostraron los hallazgos.

Por su parte, el segundo estudio, de Blecker, comprueba que los médicos tienen ligeramente menor probabilidad de morir en un hospital que la población general (un 38 frente a un 40 por ciento), pero que son igual de propensos a morir en un hospital que otros profesionales sanitarios o personas con niveles educativos similares.

Esas cifras muestran la necesidad de que los médicos expongan de forma realista a los pacientes qué pueden esperar de la medicina al final de la vida, planteó Weissman.

Ambos estudios se publicaron en la edición del 19 de enero de la revista Journal of the American Medical Association. Puede leerlos a continuación:

"End-of-Life Care Intensity for Physicians, Lawyers, and the General Population"

"Association of Occupation as a Physician With Likelihood of Dying in a Hospital"


¿Le ha parecido interesante?

4 votos, media: 3.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales