Más de media España, a régimen

El 68 por ciento de los españoles ha seguido, sigue o seguirá alguna dieta para la ‘operación bikini’.

A partir de los 46 años el sobrepeso se dispara en las mujeres

Pero sólo un 11 por ciento admite haber consultado un endocrinólogo o un nutricionista, según ha mostrado una investigación realizada por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

El trabajo, titulado ¿Quién y por qué se pone a dieta en verano?, ha desvelado que las mujeres jóvenes, de entre 17 y 31 años, son las que más cuidan su aspecto físico cara al verano y, especialmente, las que tienen un trabajo estable o fijo a tiempo completo, que son solteras o conviven en pareja y sin hijos a su cargo.

A partir de los 46 años

Asimismo, según ha señalado la encuesta, los problemas de sobrepeso y obesidad aumentan considerablemente en las mujeres a partir de 46 años de edad, y en un 20 por ciento de los casos se observa una falta de tiempo para actividades físicas por dar prioridad a los hijos, la familia y el trabajo.

Compruebe cuánto sabe

Haga nuestros test:

En el caso de los hombres, se da un perfil parecido: los solteros jóvenes o que viven en pareja y no tienen hijos a cargo se cuidan más, pero sin llegar a los extremos que son capaces las mujeres, por sentirse presionadas para adelgazar. Eso sí, la motivación de los varones jóvenes varía y tanto la dieta como la actividad deportiva están orientadas al deseo de aumentar su atractivo para poder “ligar más".

El 75% asegura caminar más de 5 horas semanales

En cuanto a actividad rutinaria no contemplada como deporte -caminar hasta la oficina, pasear, ir de compras a pie o llevar a los niños al colegio- un 72 por ciento asegura que suma más de 5 horas caminando a cabo de la semana.

"Un paseo a buen ritmo, realizado de forma regular, tiene múltiples beneficios que a la larga se traducen en más calidad y años de vida. El simple hecho de caminar entre 30 y 60 minutos al día disminuye la incidencia de enfermedades cardiovasculares, la aparición de diabetes u obesidad, que actualmente constituyen las principales causas de mortalidad", ha comentado el portavoz de IMEO, Rubén Bravo.

Además, durante el proceso de ejercicio físico descienden los niveles de adrenalina y aumenta la liberación de endorfinas que, a su vez, mejoran el bienestar general de la persona. En el caso de la mujer, debido a los cambios hormonales que se producen en su cuerpo y que provocan hiperglucemia, varices u osteoporosis, el hábito de caminar se ha relacionado con una menor incidencia de osteoporosis, al aumentar la masa ósea.

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales