Más sobre la marihuana médica

La marihuana médica parece útil para tratar el dolor crónico, pero probablemente es menos efectiva para otros trastornos, según un reciente estudio.

Hay evidencias que respaldan el uso de los cannabinoides para el tratamiento del dolor crónico

La revisión de casi 80 ensayos clínicos sobe la marihuana médica, o fármacos derivados de la marihuana, muestra una evidencia moderadamente fuerte a favor de su uso para el tratamiento del dolor crónico.

También mostró que los medicamentos podían ayudar a los pacientes de esclerosis múltiple que sufren de espasticidad, causa de contracciones musculares sostenidas o movimientos involuntarios repentinos.

Pero la revisión no avala el uso de dichos fármacos para el tratamiento de los trastornos del sueño, las náuseas o vómitos derivados de la quimioterapia, para el aumento de peso de los pacientes de VIH o para reducir los síntomas del síndrome de Tourette, un trastorno del sistema nervioso caracterizado por movimientos o sonidos repetitivos.

El estudio tampoco mostró evidencias de que los medicamentos derivados de la marihuana ayuden a tratar la psicosis o la depresión.

"Hay evidencias que respaldan el uso de los cannabinoides para el tratamiento del dolor crónico y la espasticidad", dijo la directora del estudio, Dra. Penny Whiting, de la Universidad de Bristol, en Inglaterra.

"Pero hay que calibrar cuidadosamente el riesgo de efectos secundarios, como mareos, sequedad de boca, náuseas, somnolencia y euforia", comentó.

Otros efectos secundarios comunes incluyen confusión, pérdida del equilibrio y alucinaciones.

¿Se pretende legalizarla también para fines lúdicos?

En un editorial publicado junto al estudio (véalo aquí), dos investigadores médicos de la Universidad de Yale piden más, y mejores, investigaciones clínicas antes de que se adopten leyes sobre la marihuana médica.

"Si esto es un paso velado para permitir el acceso a la marihuana recreativa, la comunidad médica debe mantenerse al margen del proceso, y en lugar de ello la marihuana debe descriminalizarse", escribieron el Dr. Deepak Cyril D'Souza y la Dra. Mohini Ranganathan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

¿Por qué ese trato de favor?

"Al contrario, si el objetivo es que la marihuana esté disponible con finalidades médicas, no está claro por qué el proceso de aprobación debe ser distinto del usado para otros fármacos", continuaron.

"La evidencia para justificar el uso de la marihuana en varias afecciones médicas requerirá ensayos clínicos de una potencia adecuada, de doble ciego, aleatorizados y controlados mediante placebo contra sustancias activas para evaluar su eficacia y seguridad a corto y a largo plazo".

El informe se publicó en la revista Journal of the American Medical Association. Puede leer un resumen aquí.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales