Más sobre antibióticos: detectado un gen que causa la resistencia a todos ellos

Científicos chinos afirman haber identificado un gen que vuelve resistente a una peligrosa bacteria común. Y la vuelve resistente a todos los antibióticos, incluidos los de "último recurso", las polimixinas.

El descubrimiento es un mal augurio para la salud pública mundial

El gen, llamado mcr-1, se encontró en el germen Enterobacteriaceae que portan tanto cerdos como humanos, en el sur de China. El informe se publicará próximamente en la revista The Lancet Infectious Diseases.

Algunas cepas de esta bacteria tienen el potencial de provocar epidemias, dijeron los investigadores.

"Estos resultados son extremadamente preocupantes", advierte el autor del estudio, Dr. Jian-Hua Liu, de la Universidad de Agricultura del Sur de China, en Guangzhou.

Liu advirtió que el descubrimiento apunta a la aparición de un gen que permite una resistencia a múltiples fármacos que "se pasa fácilmente entre bacterias comunes", incluyendo la Escherichia coli y el germen Klebsiella pneumoniae, que provoca neumonías o infecciones letales del torrente sanguíneo.

El uso extensivo de los antibióticos en la agricultura podría haber fomentado el desarrollo del nuevo gen de resistencia, según el equipo de Liu. La polimixina colistina se usa ampliamente en los animales de granja en China, anotó el equipo de investigación, y los cerdos eran mucho más propensos que los humanos a tener bacterias con la resistencia a la colistina relacionada con el gen mcr-1. Esto sugiere que la resistencia se originó en los animales y se propagó a las personas.

Los investigadores dijeron que el descubrimiento es un mal augurio para la salud pública mundial.

"La aparición del mcr-1 anuncia un ataque contra el último grupo de antibióticos", escribió el equipo de Liu. "Aunque actualmente se limita a China, es probable que el mcr-1 imite a otros genes de la resistencia... y se propague por todo el mundo. Hay una necesidad crítica de reevaluar el uso de las polimixinas en los animales y de una monitorización y una vigilancia internacionales muy estrictas del mcr-1 en la medicina humana y veterinaria".

"Las polimixinas (colistina y polimixina B) eran la última clase de antibióticos en que la resistencia era incapaz de propagarse de una célula a otra", explicó. "Hasta ahora, la resistencia a la colistina resultaba de mutaciones cromosómicas, haciendo que el mecanismo de la resistencia fuera inestable e incapaz de propagarse a otras bacterias".

Pero el nuevo gen se encontró en los plásmidos, unas formas móviles de ADN que se copian y transfieren con mucha más facilidad entre distintas bacterias. Según los investigadores, esto sugiere un potencial mucho mayor de que el gen se propague y diversifique en distintos tipos de bacterias.

El artículo de publicó en la revista china Peopleonline. Puede verlo aquí.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales