Más beneficios del yogur: puede revertir los efectos de una dieta con exceso de sal

Ya sabemos de las bondades del yogur, de las que hay que destacar tres: es beneficioso para la salud de los huesos, es un excelente probiótico (lo que influye positivamente en la salud intestinal) e incrementa las defensas naturales del cuerpo.

Dos yogures en una mesa

Hay más, nos dice ahora una nueva investigación, llevada a cabo en el MIT (Massachusetts Institute of Technology), en Boston: un yogur diario reduce significativamente el riesgo de problemas circulatorios graves o incluso fatales, como el ataque cardíaco o el ictus. El estudio se publicó en la revista Nature.

La clave está en las bacterias “buenas”, los probióticos, que contiene, en gran cantidad, el yogur. Los científicos afirman que una dosis diaria de ellas estimula a los microbios intestinales que nos protegen contra los efectos del exceso de sal, un conocido factor para el desarrollo de problemas cardíacos.

La investigación, llevada a cabo en ratones, evaluó los efectos del exceso de sal en el sistema inmune y halló que el popular condimento reduce la presencia de lactobacilos (bacterias “buenas”) a la vez que potencia la producción de células del sistema inmune relacionadas con la hipertensión, o sea, con un factor clave de riesgo de problemas cardíacos. Y encontró que le elevación del nivel de dicha bacteria –presente en el yogur entero, y sobre todo en el griego– revertía los efectos del exceso de sal.

La investigación continuó con un estudio piloto sobre humanos, que arrojó resultados similares. “Tenemos la certeza de que los probióticos tienen algo que decir en una dieta con exceso de sal. Pero tampoco se trata de creer que un yogur va a arreglar los desaguisados de un festín de comida basura”, ironizó el Prof. Dr. Eric Alm, del MIT, líder del estudio.

Artículo Relacionado
Por qué es buenísimo el yogur: 3 de sus beneficios

Si tienes problemas de digestión, tu nivel de defensas es bajo y quieres tener unos huesos sanos, lo mejor que puedes hacer es comer yogur.

La sal

Es sabido desde hace tiempo que consumir mucha sal es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, al acumularse en la sangre y endurecer los vasos sanguíneos.

Diferentes tipos de sal

Según la Sociedad Española de Hipertensión, en España se consume el doble de sal de la cantidad máxima recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La principal fuente de sal no es la que se añade al plato en la mesa, sino la que añade a los alimentos en la cocina y, sobre todo, la que contienen los alimentos preparados, bien como sal pura o en forma de aditivos que la contienen.

De acuerdo con la OMS, los adultos no deben ingerir más de 6 gramos diarios de sal, o 2,5 gramos de sodio: grosso modo, una cucharada de té. Los niños, en función de su edad:

  • De 1 a 3 años: 2 gramos de sal al día (0,8g de sodio)
  • De 4 a 6 años: 3g de sal al día (1,2g de sodio)
  • De 7 a 10 años: 5g de sal al día (2g de sodio)

NetDoctor - Nota de prensa del MIT - Revista Nature

Artículo Relacionado
Probióticos: 11 de ellos… sorprendentemente sanos

Los probióticos son microorganismos vivos cuyas propiedades aportan grandes beneficios.

Publicidad


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 3.57 sobre 5

Comparta en Redes Sociales