Los amantes del café son más longevos

Los bebedores de café presentan riesgos más bajos de muerte por enfermedades cardiacas y también neurológicas, como la enfermedad de Parkinson, encuentra un gran estudio de EE. UU.

Una taza del café habitual en España es más potente que el "regular coffee" americano

El estudio se añade a las numerosas evidencias sobre el lado positivo del café.

Está muy extendida la creencia de que tomar café es una mala costumbre y que debe abandonarse, dijo el director del estudio, Dr. Frank Hu, de la Universidad de Harvard, en Boston.

“Pero”, dijo Hu, “muchos estudios han vinculado la ingesta moderada de café con unos riesgos más bajos de contraer varias enfermedades: enfermedades cardiacas y diabetes, cáncer de hígado y enfermedades neurológicas como Parkinson, esclerosis múltiple y Alzheimer".

Tanto el café-café como el descafeinado se vincularon con una mayor supervivencia, encontró el estudio. “Nada de eso prueba que el café en sí alargue la vida ni proteja directamente de ciertas enfermedades”, comentó Hu; “otros factores podrían explicar la conexión”.

Pero Hu añadió que su equipo tomó en cuenta muchos de esos factores. Y lo cierto es que el beneficio del café se sostuvo.

Los hallazgos se basan en más de 200.000 médicos, enfermeras y otros profesionales sanitarios de EE. UU. que fueron encuestados varias veces en un periodo de casi tres décadas. En ese periodo, murieron casi 32.000 de los participantes del estudio.

No fumadores, claro

Durante 30 años, los no fumadores que tomaban de tres a cinco tazas de café al día tenían un 15 por ciento menos probabilidades de morir por cualquier motivo, en comparación con los que no bebían café. Específicamente, tenían unas tasas más bajas de muerte por enfermedades cardiacas, accidente cerebrovascular, afecciones neurológicas y suicidio.

Se encontró que los bebedores de entre una y cinco tazas de café al inicio tuvieron menos probabilidades de morir durante el periodo del estudio cuando se tomaron en cuenta otros hábitos de estilo de vida y ciertos problemas de salud, como la hipertensión y la diabetes.

La relación se hizo más fuerte cuando los investigadores solo observaron a los no fumadores: los que tomaban de tres a cinco tazas de café al día tenían un 15 por ciento menos de probabilidades de morir durante el periodo del estudio, en comparación con los adultos que no bebían café. Se observaron riesgos más bajos incluso entre los que más café tomaban (más de cinco tazas al día), que tenían un riesgo de morir un 12 por ciento más bajo que los que no lo hacían.

"Las evidencias sugieren que el café puede incluirse en un estilo de vida saludable", aseguró Hu.

Hu anotó que la evidencia ya se ha incorporado en las más recientes directrices dietéticas de EE. UU., que señalan que una dieta saludable puede incluir hasta de tres a cinco tazas de café al día. Cabe señalar que una taza del café habitual en España es más potente que el regular coffee americano, más diluido.

"Pero el estilo de vida general es clave", enfatizó Hu. "Es decir, hay una diferencia entre alguien que duerme poco y toma café para funcionar durante el día y una persona que duerme bien, hace ejercicio, y come una dieta equilibrada que incluye algo de café".

Los cardiólogos, de acuerdo

La American Heart Association se mostró de acuerdo, aunque "esto no significa que se deba comenzar a beber café con la esperanza de obtener beneficios de salud", dijo una portavoz de la Asociación.

“Pero”, añadió, “los nuevos hallazgos se suman a años de evidencias de que el café no es tan malo como muchos creen. ¿Persiste la idea de que el café debe ser malo porque es agradable? Es casi como si intentáramos encontrar algo malo en él”, añadió.

"Claro que hay que tener cuidado con lo que se le añade ", apuntó. “Un poco de leche está bien, dijo, pero ojo al azúcar y a la crema”.

El estudio aparece en la revista Circulation. Puede leerlo, en inglés, aquí.


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 3.80 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales