¿Llega la sangre artificial?

Un producto sintético podría sustituir al plasma natural en casos de urgencia.

El nuevo producto, “sangre artificial en polvo”, podría revolucionar las urgencias médicas y proporcionar mejores probabilidades de sobrevivir a accidentes graves.

Se trata de unos hematíes (glóbulos rojos) artificiales que absorben el oxígeno en los pulmones y lo trasporta a los tejidos del cuerpo.

Además, se puede liofilizar, facilitando a médicos y personal de urgencias tenerlo a mano para las emergencias médicas. Eso, al menos, fue lo que aseguró el investigador principal, Dr. Allan Doctor, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Es un polvo seco con el aspecto de la paprika (o pimentón)", dijo Doctor. "Se puede almacenar en bolsas de muy fácil transporte, durante un año o más. Cuando se necesita, basta rehidratarla con agua esterilizada y ya está lista para infundirla al enfermo".

Los glóbulos rojos artificiales son de un tamaño cinco veces menor que los hematíes naturales y se elaboran a base de proteínas de hemoglobina humana recubiertas de un polímero sintético, comentó Doctor. La hemoglobina es el componente de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a todo el cuerpo.

Artículo Relacionado
Científicos del MIT desarrollan una piel artificial

La invisible película puede ocultar los efectos del envejecimiento en la piel.

Años de búsqueda

Se lleva más de 80 años buscando un sustituto artificial de la sangre y los dos intentos anteriores más prometedores fracasaron por dos causas fundamentales. Ambos eran capaces de captar el oxígeno en los pulmones, pero luego no podían liberarlo en las células.

Se producía también una indeseable reacción entre la hemoglobina y el óxido nítrico, una sustancia que permite que los vasos sanguíneos se relajen y se abran. El resultado es que cuando intentaban añadir la hemoglobina al torrente sanguíneo se provocaban ataques cardiacos e ictus.

El nuevo polímero sintético de este reciente “glóbulo rojo” parece resolver ambos problemas, explicó Doctor. El recubrimiento fue creado por el investigador líder del estudio, Dr. Dipanjan Pan, profesor asistente de bioingeniería de la Universidad de Illinois, en Urbana-Champaign.

Además de en el ámbito de las urgencias, la sangre artificial también podría utilizarse en trasplantes, para mantener más tiempo la vida de los órganos donados hasta llegar al receptor. También podría complementar los bancos de sangre de los hospitales en casos de demandas puntuales de plasma.

Artículo Relacionado
Sedal e hilo de pesca para crear músculos artificiales

Son cien veces más fuertes que los músculos humanos

Con limitaciones

Con todo, queda claro que los glóbulos rojos artificiales nunca reemplazarán del todo a los naturales, dijo Doctor.

En primer lugar, no pueden permanecer en el torrente sanguíneo más que una fracción de lo que dura un glóbulo rojo natural, que circula durante unos 120 días. Ahora mismo, nuestra nueva ‘célula’ circula entre ocho y doce horas", dijo Doctor. "Podríamos aumentar su duración a dos días, pero dudo mucho que podamos lograr el tiempo de circulación de un glóbulo rojo normal".

La célula artificial también está diseñada exclusivamente para llevar oxígeno, lo que excluye varias funciones más que proporcionan los glóbulos rojos.

Publicidad


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 3.67 sobre 5

Comparta en Redes Sociales