Llega el auto-ciberacoso

La llegada de los dispositivos móviles ha traído el ciberacoso, modalidad de bullying en que a través de las redes sociales se veja a las víctimas, que pueden sufrir mucho con cosas como que haya un hashtag con su nombre, o que haya alguien divulgando fotos, hechas por diversión antes del acoso, o pirateadas. Pueden verse acosados por exclusión cuando alguien diga maliciosamente “vamos todos menos tú”… Hay muchos matices en las diferentes formas de acoso, todas ellas execrables y de consecuencias imprevisibles.

Adolescente con el móvil, preocupado

Nos llega ahora una insólita nueva tendencia, en que el acosador publica de forma anónima mensajes vejatorios para él mismo: el auto-ciberacoso.

En su número de diciembre, la revista Journal of Adolescent Health publica un estudio realizado en los Estados Unidos acerca de esta nueva modalidad. Para el estudio, los autores encuestaron a más de 5.500 adolescentes de entre 12 y 17 años de edad, de ambos sexos. 350 de ellos afirmaron haber publicado en internet algo vejatorio sobre ellos mismos: porcentajes del 7% de los chicos y del 5% de las chicas.

De ellos, sobre el cincuenta por ciento lo habían hecho una única vez. Una tercera parte, varias y un 13% se habían auto-lesionado en muchas ocasiones.

“Entendemos como ‘auto-lesión digital’ la publicación o envío de contenido pernicioso para uno mismo”, definió el autor líder de la investigación, Dr. Sameer Hinduja, de la Universidad del Atlántico, en Florida. “Se puede producir en cualquier plataforma existente, o por llegar: correo electrónico, redes sociales, mensajes de texto, WhatsApp, foros, etc".

Artículo Relacionado
5 cosas que hacer si su hijo sufre ciberacoso

Es importante abordar el problema lo antes posible

No se detectó influencia de raza o de edad, ni de ningún ciber-ambiente específico. Los más proclives a hacerlo eran quienes habían sufrido acoso físico o cibernético y los que se identificaron como gays lo eran tres veces más que los heterosexuales. También se daban casos entre quienes habían robado, consumido drogas, lesionado a alguien o entre quienes se habían auto-lesionado físicamente.

Como sucede con las auto-lesiones físicas, el problema es que el auto-ciberacoso pueda indicar tendencias suicidas, dijeron los autores del estudio. En cualquier caso, añadieron, “esta práctica va asociada a algún tipo de sufrimiento y quizá pueda considerarse como una petición desesperada, por inconsciente que sea, de ayuda”.

Los padres deben constituir la mejor ayuda, y deben tener claras las señales de depresión en la adolescencia. Se debería tener algún tipo de control sobre sus actividades en internet.

Artículo Relacionado

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales