Las enfermedades del 2030

Los autores de este estudio nos presentan nuevas proyecciones actualizadas de mortalidad y carga de enfermedad hasta el año 2030 basándose en las estimaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud para 2002 y usando métodos similares a los del estudio original publicado en 1996 sobre carga global de enfermedad entre los años 1990-2020, a los que añaden nuevas informaciones.

Los investigadores plantean tres posibles escenarios: basal, optimista y pesimista, establecidos en función de las proyecciones de desarrollo económico y social y usando las relaciones observadas históricamente entre estas variables y las tasas de mortalidad específicas por cada causa.

Los resultados muestran que en todas las regiones del mundo excepto en Europa, los aumentos en la esperanza de vida son mayores para las mujeres que para los hombres. Así, la esperanza de vida para las mujeres en los países altamente desarrollados podría alcanzar los 85 años en 2030 en comparación con los 79,7 años en los hombres. Las mujeres más longevas serán en esa fecha las japonesas, con 88,5 años.

Otro llamativo resultado es que en los tres escenarios planteados hay un drástico ascenso en la distribución de muertes desde los jóvenes hasta las edades mayores. El riesgo de muerte para los niños menores de 5 años se calcula que descenderá sustancialmente en el escenario basal, alrededor de un 25% entre 2005 y 2015 y más de un 40% entre 2005 y 2030.

Las proyecciones para la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida) presentan un incremento medio anual del 3% para los varones y un 2% para las mujeres, con un incremento en las muertes de 2,8 millones en 2002 hasta 6,5 millones en 2030. Otras causas con proyecciones al alza son el cáncer de pulmón, la diabetes, las enfermedades respiratorias crónicas, los accidentes de tráfico, la violencia y la guerra.

El envejecimiento de la población resultará en un incremento sustancial de las muertes debidas a las enfermedades crónicas. Así, se espera que las muertes por cáncer aumenten de 7,1 millones en 2002 a 11,5 millones en 2030, y las muertes por enfermedades cardiovasculares pasen de 16,7 millones en 2002 a 23,3 millones en 2030. Globalmente, las muertes por enfermedades crónicas englobadas en el grupo que ellos catalogan de grupo II (cáncer de pulmón, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias y enfermedades digestivas) supondrán en el escenario basal casi el 70% de todas las muertes en 2030.

Los autores calculan asimismo un aumento del 40% en las muertes por traumatismos entre 2002 y 2030 debido fundamentalmente al incremento en las muertes por accidentes de tráfico, que pasarían de 1,2 millones en 2002 a 2,1 millones en 2030, sobre todo por accidentes producidos por el crecimiento económico en países con ingresos bajos y medios.

Causas de muerte en todo el mundo

Las 5 principales causas de muerte en todo el mundo en 2030 serán, según estos autores:

  • las enfermedades del corazón
  • las enfermedades del cerebro y los vasos sanguíneos
  • el sida
  • las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas
  • las infecciones del tracto respiratorio inferior, como las neumonías.

En los países desarrollados

Las 10 principales causas de muerte ese año serán:

  • las enfermedades del corazón
  • las enfermedades cerebrovasculares
  • el cáncer de pulmón
  • la diabetes mellitus
  • la enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • las infecciones del tracto respiratorio inferior
  • la enfermedad de Alzheimer y otras demencias
  • el cáncer de colon y recto
  • el cáncer de estómago
  • el cáncer de próstata.

Enfermedades que producirán mayor incapacidad en países desarrollados

Sin embargo, cuando se refieren a las enfermedades que producirán mayor incapacidad, en 2030 y en los países desarrollados, las 10 principales causas serán:

  • la depresión
  • las enfermedades del corazón
  • la enfermedad de Alzheimer
  • los trastornos producidos por el abuso de alcohol
  • la diabetes mellitus
  • las enfermedades cerebrovasculares
  • la pérdida auditiva de aparición en el adulto
  • el cáncer de pulmón
  • la osteoartrosis
  • la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los autores concluyen que este tipo de proyecciones proporciona una perspectiva útil sobre las tendencias de salud y las políticas de salud de la población, siempre que sean interpretadas con un cierto grado de precaución. Dichas proyecciones nos permiten apreciar mejor las implicaciones para la salud y las políticas de salud de las tendencias observadas en la actualidad como el envejecimiento de la población y la continuidad de la transición epidemiológica en los países en desarrollo.

Dentro de 25 años tendremos que seguir prestando especial atención a nuestro cerebro y a nuestro corazón.

Projections of global mortality and burden of disease from 2002 to 2030. Colin D. Mathers, Dejan Loncar. PloS Medicine, 2006; volumen 3, nº 11: 2011-2030.
.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales