Son las amigas, y no los medios, quienes presionan para estar delgada

El estudio se centró en la infelicidad con la imagen del propio cuerpo y los sentimientos de inferioridad.

La competencia entre las chicas provoca consecuencias negativas respecto a la imagen corporal.

Las “amigas” juegan un papel más importante en la insatisfacción de las adolescentes con su propia imagen que la televisión o los medios sociales, muestra un estudio reciente.

Dicho estudio contó con 237 chicas estadounidenses, de edades entre 10 y 17 años, a las que se planteó una serie de preguntas, entre las que se incluyeron:

  • cómo se sentían con respecto a su cuerpo,
  • si habían padecido síntomas de algún trastorno alimentario,
  • cuál era su satisfacción general con respecto a sus vidas y
  • si se sentían o no inferiores a otras chicas.

También se les inquirió sobre sus hábitos en medios sociales, que enumeraran sus tres programas de televisión favoritos y que puntuaran a las actrices que aparecían en esos programas.

En general, ni las imágenes de televisión de mujeres delgadas "ideales" ni los medios sociales llevaron a predecir la insatisfacción con el propio cuerpo, pero la competencia entre las chicas sí lo hizo, hallaron los investigadores, de la Texas AM University.

Los programas de televisión y los medios sociales no apuntaron a síntomas de un trastorno alimentario entre ellas, aunque la competencia con las otras chicas sí sirvió para predecir la aparición de tales síntomas a largo plazo, pero no a corto plazo.

Tanto la competencia como el uso de los medios sociales sirvieron para predecir un nivel de satisfacción menor con su vida, según el estudio publicado el 24 de enero en la edición en línea de la revista Journal of Youth and Adolescence.

"Nuestros resultados sugieren que solo la competencia entre las chicas -y no la televisión ni los medios- puede conllevar consecuencias negativas con respecto a la imagen corporal. Esto sugiere que la competencia es más importante en relación con los problemas con el propio cuerpo y la alimentación en las adolescentes.

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales