La pasta no engorda

Un nuevo estudio muestra que afirmar que la pasta engorda es un mito… aunque quizá haya que resaltar que los autores son italianos.

Para el estudio se analizaron los regímenes alimenticios de 23.000 personas en dos ciudades diferentes de Italia. Los participantes llevaron un diario en que anotaban todo lo que comían, y se sometieron a encuestas telefónicas.

Se compararon entonces las cantidades de pasta ingeridas con sus medidas de cintura y cadera y sus índices de masa corporal. Los resultados no mostraron asociación entre la pasta y el exceso de peso. En realidad, ingerir el hidrato se asoció a más delgadez.

“La creencia general es que la pasta no es lo adecuado cuando se quiere adelgazar, y hay gente que la suprime de un plumazo de sus menús. Y, según muestra nuestro estudio, no es una decisión inteligente. Estamos hablando de un componente fundamental de la dieta mediterránea tradicional y no vemos razones para suprimirlo, afirmó el Dr. Lacoviello, del Instituto Neromed, en Pozzilli, director de la investigación, publicada en la revista Nutrition and Diabetes.

La idea es bien conocida en España y es que la dieta de ingredientes básicos como tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva es beneficiosa para la salud.

Es la dieta mediterránea lo que cuenta, no tanto la pasta en sí.

¿De modo que los que quieren adelgazar deben celebrarlo con un gran plato de spaghetti boloñesa? Bueno, no tan rápido, contesta el Dr. Gunter Kuhle, de la Universidad de Reading. Hay que entender que no se puede juzgar aisladamente el comer pasta, sino como un componente de la dieta. Es la dieta mediterránea lo que cuenta, no la pasta en sí. Las verduras y el aceite que acompañan la pasta pueden ser los ingredientes realmente sanos.

Lo interesante, sin embargo, es que los resultados muestran claramente que es un error demonizar los carbohidratos y que el consumo de un alimento tan rico en ellos como la pasta no afecta al peso, afirmó Kuhle.

El problema es la cantidad, claro. Los participantes del estudio comieron entre 50 y 65 gramos de pasta, que es menos que lo que solemos servirnos en España. La dosis recomendada sería de una taza mediana.

Además, existe siempre la posibilidad de incrementar sus beneficios optando por pasta integral, en lugar de la habitual, que provoca menores “puntas” de azúcar y contiene más fibra. De manera que no se sienta demasiado culpable cayendo en la tentación de un plato de pasta; recuerde sólo que con moderación: hablando de raciones... ¡el tamaño importa!


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 4.29 sobre 5

Comparta en Redes Sociales