Inminente prohibición de las grasas trans en Estados Unidos

Las nocivas grasas trans podrían pronto prohibirse en la cadena alimentaria estadounidense. Parece que en cualquier momento la FDA (administración de alimentos y medicamentos) emitirá un comunicado en este sentido.

En EE.UU., la medida podría prevenir hasta 20.000 ataques cardiacos y 7.000 muertes por enfermedad cardiaca al año, señala la FDA. .

En españa no existe una regulación precisa

La mayor parte de las grasas trans en la comida proviene de los aceites parcialmente hidrogenados. Hasta ahora, la FDA había asignado a esos aceites el estatus de "generalmente reconocidos como seguros". Esto permite a los fabricantes usar los aceites en los alimentos sin aprobación previa.

En la nueva norma propuesta, ultimándose en este momento, la FDA reclasificaría los aceites parcialmente hidrogenados como “aditivos alimentarios”. Eso significa que se necesitará la aprobación federal antes de incluirlos en los productos alimenticios.

La decisión de la FDA responde a una iniciativa del Center for Science in the Public Interest (centro para la ciencia en el interés público) que hace nueve años solicitó la prohibición a la FDA, y que califica la noticia como “una inmensa victoria para la salud pública", según Jim O'Hara, director de promoción de la salud del Centro. Lea aquí la declaración.

Las grasas trans, o aceites parcialmente hidrogenados

Los fabricantes de alimentos usan los aceites parcialmente hidrogenados para mejorar la textura, la duración y el sabor a largo plazo de los alimentos, según la FDA. Se crean bombeando hidrógeno en el aceite vegetal para que sea más sólido.

Se encuentran con frecuencia en alimentos procesados como:

  • productos horneados, como bizcochos, galletas y pasteles
  • las cremas no lácteas
  • las palomitas de maíz para microondas
  • la pizza congelada
  • la margarina y otras cremas de untar
  • la grasa vegetal
  • los productos refrigerados que contienen harina, como bollos y panecillos.

Las grasas trans se consideran incluso peores que las grasas saturadas, como la mantequilla, porque aumentan el colesterol LDL (el "malo") al mismo tiempo que reducen el colesterol HDL (el "bueno"). Si se suprimen, se reducirán en cierta medida los riesgos de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Los fabricantes se defienden

En estados Unidos, los fabricantes comenzaron a reducir su uso de aceites parcialmente hidrogenados en 2006, cuando la FDA añadió las grasas trans a la etiqueta de datos nutricionales de los productos. La reducción ha sido de un 86 por ciento desde 2003, y siguen eliminándose de los productos, según una declaración de la Grocery Manufacturers Association (asociación de fabricantes de alimentos).

España

Que esta Redacción haya podido averiguar, a día de hoy, en España, como en buena parte de la Europa Occidental, no hay una regulación precisa sobre el uso de las grasas trans, aunque en 2009 la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) emitió un comunicado con su intención de limitarlas al 2% del contenido del producto.

Otros países de la Unión Europea, como Austria o Dinamarca han limitado el contenido en idéntica porporción.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales