Los hombres tienen peor memoria que las mujeres

Un estudio reciente encuentra que casi todo el mundo sufre de lapsos en la memoria a medida que envejece, y que los hombres son más vulnerables a los fallos de la memoria que las mujeres.

Los hombres tienen consistentemente peor memoria que las mujeres

©Photostock

El estudio también reportó que las habilidades de memoria y el volumen cerebral por lo general declinan con la edad. Y esto parece tener poco que ver con la acumulación de placas cerebrales, características de la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores señalaron que sus hallazgos suponen un vuelco a la opinión generalizada sobre el cerebro que envejece, según la cual, cuando los mayores comienzan a tener lapsos de memoria, quizá sea señal de Alzheimer, y que probablemente se relacione con las acumulaciones anómalas de la proteína beta amiloidea en el cerebro.

La pérdida de memoria es anterior

"Pero nuestros hallazgos sugieren que la memoria en realidad declina en casi todo el mundo, y antes de que haya alguna deposición de amiloidea en el cerebro", señaló el Dr. Clifford Jack, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, director del estudio.

Los depósitos de beta amiloidea, comúnmente conocidos como placa, siguen siendo una característica de la enfermedad de Alzheimer, señaló Jack. Pero los nuevos hallazgos sugieren que no inician el proceso de la enfermedad, sino que se producen posteriormente.

"Parece haber un efecto profundo del envejecimiento en sí sobre la memoria, independiente de la amiloidea", planteó Jack. "Creemos que la acumulación de placa tiende a surgir a una edad más avanzada, acelerando un declive preexistente en la memoria".

"El declive de la memoria que se experimenta a medida que se envejece no es por lo general un indicador de una enfermedad subyacente de Alzheimer", aseguró. "No significa de ninguna forma que la demencia sea inevitable".

Los resultados se basan en más de 1.200 adultos en Minnesota. Todos tenían entre 30 y 95 años de edad y no presentaban síntomas de demencia. Se les sometió a pruebas estándar de memoria, y a dos tipos de escáner cerebral: una resonancia magnética para medir el volumen del hipocampo (una estructura cerebral que tiene que ver con la memoria), y una PET (tomografía por emisión de positrones) para buscar la acumulación de amiloidea.

Según Jack, los investigadores solo han contado con una tecnología capaz de ofrecer imágenes de la amiloidea en los últimos años.

Portadores de un gen

Y lo que su equipo encontró fue sorprendente. En general, tanto la memoria como el volumen cerebral declinaron de forma gradual entre los 30 años y mediados de los 60 años de edad. Pero pocas personas mostraron alguna acumulación de amiloidea en ese periodo. No fue más o menos hasta los 70 años cuando hubo un aumento sustancial del número de pacientes con resultados "positivos de amiloidea" en las PET.

Esto fue así en particular entre las personas que portaban la variante genética APOE4, que se vincula con un riesgo de Alzheimer más alto que la media. Los portadores del gen APOE4 comenzaron a mostrar amiloidea a una edad más temprana, y mostraron un aumento más marcado en la acumulación de amiloidea después de los 70.

Pero el estudio también encontró que los portadores de dicho gen no mostraban mayor declive en la memoria ni en el volumen cerebral.

Jack dijo que el hallazgo sobre la memoria fue "un poco sorprendente". Pero anotó que todos los participantes del estudio estaban libres de demencia. Los portadores del APOE4 tienen un riesgo más alto de Alzheimer, pero, ante la ausencia de éste, quizá no tengan peor memoria que no portadores.

Los hombres, peor memoria que las mujeres

En vez de eso, los hombres tenían consistentemente peor memoria que las mujeres, y (en proporción) un hipocampo más pequeño, a todas las edades, mostraron los hallazgos.

Otros estudios han hallado que a las mujeres les va mejor en las pruebas de memoria, pero Jack dijo que el hallazgo sigue siendo sorprendente. Señaló que "básicamente, ser hombre tiene un efecto mucho mayor en la memoria que ser portador del APOE4".

Entonces, si los depósitos de amiloidea no provocan el declive gradual en la memoria que tantas personas observan, ¿qué lo hace?

¿Cuál es la causa?

Jack sospecha que la tasa más alta en los hombres de factores de riesgo cardiovascular, que se han vinculado cada vez más con el desarrollo de problemas de la memoria, podría ser el motivo de que los hombres tengan una peor memoria que las mujeres. O quizá la hormona estrógeno ofrezca algún factor protector a las mujeres, sugirió.

Se apuntó, por tanto, a un culpable posible. Las enfermedades cardiacas, el accidente cerebrovascular y los factores de riesgo de esas afecciones, como hipertensión y diabetes. Todos pueden impedir el flujo sanguíneo al cerebro, y pueden hacer que el tejido cerebral se encoja.

Los resultados del estudio aparecen en la revista JAMA Neurology. Vea un resumen, en inglés, aquí.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales