La hipertensión debe confirmarse en casa

El diagnóstico de hipertensión debe confirmarse fuera de la consulta, afirma un grupo de trabajo estadounidense. Por lo general, no debe emprenderse el tratamiento antes de la comprobación de que el paciente realmente tiene la tensión elevada.

Los tensiómetros se venden en farmacias y no son caros

Las lecturas de presión arterial pueden verse afectadas por muchos factores: estrés, actividad física, cafeína o la nicotina. Y es frecuente que estar en la consulta con el médico desencadene cierto aumento, debido a la tensión de estar ante él. Es lo que los médicos llaman "hipertensión de bata blanca", señalaron los miembros del Grupo, la U.S. Preventive Services Task Force o Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF).

Todos estos factores complican el hecho de afirmar que alguien realmente tiene hipertensión, dijeron los investigadores.

Por esta razón el Grupo recomienda que se confirme el diagnóstico de hipertensión antes de empezar el tratamiento, a menos que alguien tenga una hipertensión muy alta que requiera tratamiento inmediato.

"Las lecturas elevadas de presión arterial de la mayoría de los pacientes en el consultorio del médico deberían confirmarse fuera antes de empezar el tratamiento", dijo la vicepresidenta del Grupo, Dra. Kirsten Bibbins-Domingo.

"Esta recomendación no debe extenderse a los pacientes con hipertensión muy alta u otros problemas de salud, como daños cardiacos o renales, en los que bajar la presión arterial podría ser fundamental. Esta recomendación afecta a los individuos cuyo diagnóstico de hipertensión se quiere confirmar", concluyó.

Los niveles de la presión arterial pueden confirmarse con una monitorización de la presión arterial ambulatoria. Los pacientes pueden tomarse la tensión en diferentes momentos del día gracias a la monitorización en casa, según el USPSTF. Los tensiómetros pueden costar desde menos de 20 euros hasta 100 o más, y están disponibles en farmacias. Los que usan las lecturas de la parte superior del brazo (en lugar del dedo o la muñeca) se consideran más precisos, según la American Heart Association.

Los peligros de la hipertensión sostenida incluyen un riesgo más alto de ataque cardiaco, de accidente cerebrovascular, de enfermedad cardiaca y de insuficiencia cardiaca. La hipertensión arterial es una causa principal de muerte en todo Occidente, sobre todo entre la población de edad avanzada.

El Grupo concluyó afirmando la necesidad de que todos los adultos se controlen la tensión regularmente, al menos dos veces al año.

Las recomendaciones se publicaron en la revista Annals of Internal Medicine. Puede acceder a la investigación aquí.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales