Los hijos cuyos padres usan el móvil más de la cuenta se portan mal

La mitad de los padres admiten distracciones durante una conversación con un hijo a causa de un smart-phone.

Echar un vistazo a los correos electrónicos de trabajo, dar un “me gusta” a un Instagram o comentar algo en Facebook a la vez que habla con su hijo puede ser culpable de su mal comportamiento, advierte un grupo de pediatras.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan y publicado en la revista Child Development, encontró que ciertos problemas de conducta infantil podrían deberse a que los padres son esclavos de sus móviles o tabletas.

El estudio trató de examinar casos de "technoference", un término acuñado por los investigadores para definir las interacciones padres-hijos interrumpidas o interferidas por la tecnología.

Artículo Relacionado
Criar a los hijos: cómo darles la base para un buen futuro

¿Debo ser más exigente? ¿Soy poco tolerante? En el equilibrio, muchas veces muy difícil de conseguir, está la virtud.

Se preguntó a 170 familias estadounidenses sobre el tiempo que usaban sus smart-phones, tabletas y portátiles, así como la frecuencia con la que interrumpían una conversación u otra actividad con su hijo para atender a los dispositivos.

Y también se les pidió evaluar y calificar el comportamiento de sus hijos tanto internamente (lloriqueos y enfurruñamientos) como externamente: inquietud, hiperactividad y berrinches.

Como término medio, los padres dijeron que dos dispositivos tecnológicos interferían en una inter-relación con el niño al menos una vez al día. Sin embargo, casi la mitad de los participantes (48%) dijeron que había tres o más episodios al día.

Artículo Relacionado
Niños: educación durante la infancia

Los padres que muestran a sus hijos respeto, ternura, honestidad, amistad... les animan a comportarse del mismo modo.

Publicidad

Los investigadores descubrieron que incluso si esas interrupciones parecían normales (“lógicas”) y se producían pocas veces, estaban vinculadas a mayores problemas de comportamiento infantil.

"El nuestro fue un estudio transversal, por lo que no podemos afirmar que exista una conexión directa entre el uso de sus dispositivos y el comportamiento del niño, pero estos hallazgos nos ayudan a entender mejor la relación", dijo la Dra. Jenny Radesky, investigador principal.

"Sabemos que la capacidad de respuesta de los padres a sus hijos cambia cuando están utilizando tecnología móvil y que el uso de los dispositivos puede estar asociado con deficientes interacciones con los niños. Es realmente difícil simultanear la atención a ambas cosas".

Los autores dijeron que los resultados no son concluyentes y que es necesario seguir investigando; pero sugirieron que los padres trataran de dejar de lado móviles y demás durante los momentos dedicados únicamente a los niños.

Artículo Relacionado

Una investigación llevada a cabo en 2016 advertía del riesgo de accidentes debidos a despistes con los hijos. "Mientras estamos absorbidos por nuestros móviles, podemos estar poniendo a los niños en peligro", dijo la Dra. Katrina Phillips, directora ejecutiva de Child Accident Prevention Trust, en el Reino Unido. "Los accidentes se producen en segundos, a menudo mientras nos distraemos; y no hay duda de que los móviles nos distraen".


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales