La falta de sueño cuadriplica el riesgo de resfriados

El cansancio por falta de sueño nos vuelve más propensos a contraer un resfriado, encuentra un estudio reciente.

El papel del sueño en el sistema inmunitario está bien establecido, aunque no se comprende del todo

Durante la investigación se expuso a 164 adultos a un virus del resfriado y los resultados mostraron que las personas más descansadas eran más resistentes a la infección.

Los que dormían menos de seis horas por noche tenían una probabilidad más de cuatro veces mayor de contraer un resfriado que los que dormían más de siete.

El sistema inmunitario

"El papel del sueño en el sistema inmunitario está bien establecido, aunque no se comprende del todo", dijo el director del estudio, Dr. Aric Prather, de la Universidad de California, en San Francisco.

El estudio no prueba en realidad que la falta de sueño provoque un resfriado. Pero amplía investigaciones anteriores que han vinculado malos hábitos de sueño con un sistema inmunitario debilitado, y por tanto un mayor riesgo de contraer varias enfermedades crónicas.

Prather anotó que investigaciones con animales y pacientes han mostrado que "cuando se priva temporalmente del sueño durante toda una noche a una persona, por lo demás sana, observamos unos cambios importantes en cosas como el tipo de células inmunitarias que circulan en la sangre y qué tipos de mensajeros químicos son liberados por las células que ayudan en la comunicación del sistema inmunitario".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. han expresado inquietud por la "epidemia” de falta de sueño, anotaron los autores. También apuntan a una encuesta reciente de la National Sleep Foundation que indica que, como media, el 20 por ciento de los estadounidenses duermen menos de seis horas al día.

El estudio

Los participantes del estudio tenían de 18 a 55 años de edad y todos eran personas sanas. Participaron en un proceso de evaluación de la salud de dos meses de duración, entre 2007 y 2011.

En la semana antes de su exposición al virus del resfriado, los investigadores monitorizaron los patrones de sueño usuales de los participantes. Después, los pusieron a todos en cuarentena en un hotel durante cinco días, y se les administraron gotas nasales que contenían un virus del resfriado.

El resultado: El riesgo de resfriado era 4,2 veces mayor en los que dormían menos de seis horas por noche, y 4,5 veces mayor en los que dormían cinco horas o menos por noche, al compararlos con los que dormían más de siete horas por noche.

Los hallazgos se sostuvieron incluso tras tomar en cuenta factores como la época del año, el peso y obesidad, ingresos, nivel educativo, los niveles de estrés (declarados por los mismos participantes), el tabaquismo, las rutinas de ejercicio y el consumo de alcohol, señalaron los investigadores.

Cabe señalar que los hallazgos se basan en un supuesto firme, dado que se siguieron los patrones de sueño existentes, en lugar de someter a los participantes a una privación artificial de sueño.

El estudio se publicó en la la revista Sleep. Puede leer un resumen aquí.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 4 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales