¿Las estatinas causan hacer menos ejercicio?

Los pacientes que toman estatinas, medicamentos para reducir el colesterol, parecen ser menos activos que los que no los toman, sugiere un estudio reciente. Pero las conclusiones no significan que los pacientes deban, bajo ningún concepto, dejar de tomarlos.

"Las estatinas son fármacos extremadamente útiles para pacientes con colesterol alto, y han mejorado el panorama de la salud cardiovascular en los últimos 20 años", enfatizó el director de la investigación, Dr. David Lee, de la Universidad Estatal de Oregón, en Portland, EE.UU.

“Lo que debe tenerse en cuenta es que pueden tener algunos efectos adversos sobre los músculos que podrían llevar a una reducción del ejercicio", continuó Lee. "Ser conscientes del problema animaría a los pacientes a hacer un esfuerzo para mantener sus hábitos de ejercicio, claves tanto para mantener la salud en general como para mantenerse independiente a medida que se envejece".

Pero los pacientes no deben, bajo ningún concepto, dejar de tomarlas.

Los usuarios de estatinas registraron unos 40 minutos menos de actividad moderada semanal en comparación con los no usuarios, según el estudio. Esos hallazgos confirman los de estudios anteriores que encontraron una asociación entre una reducción en la actividad y el uso de estatinas.

El estudio se ha publicado en la revista JAMA Internal Medicine.

El colesterol "malo"

Las estatinas se consideran en general como una forma segura de reducir los niveles de colesterol LDL (el “malo”) y el riesgo subsiguiente de acumulación de placa en los vasos sanguíneos, lo que puede conllevar a enfermedades cardiacas.

"La hipótesis central es que las personas que toman estatinas sí experimentan un aumento en el dolor muscular. En realidad es el efecto secundario más común. Y los estudios observacionales han mostrado que hasta el 20 por ciento de las personas que toman estatinas sufren de dolor muscular".

"Al mismo tiempo, la debilidad y la fatiga también son efectos secundarios", anotó. "Y también podrían formar parte del problema. Podría tratarse de una combinación de dolor, sentirse un poco más cansado y algo más débil. Todo eso en conjunto podría ser el motivo de que los pacientes simplemente no estén dispuestos a realizar tanto ejercicio.

“Quizá también otras personas que toman estatinas creen que ya no necesitan hacer ejercicio, aunque, para ser franco, realmente no creo que ese sea el factor más importante. Creo que tiene más que ver con los efectos secundarios".

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales