¿Envejece? Pues estudie otro idioma, o música, o cualquier nuevo reto mental

Los nuevos retos mentales ayudan a la mente a permanecer despierta a medida que se envejece, según un nuevo estudio.

Tras 14 semanas, los del grupo de desafío alto mostraron mejor memoria

La investigación estudió a 39 adultos mayores asignados al azar a grupos que se sometieron a un nivel de desafíos mentales altos o bajos, o a un grupo de control.

Los participantes del grupo del reto alto pasaron al menos 15 horas por semana, durante 14 semanas, aprendiendo nuevas habilidades de dificultad creciente sobre fotografía digital, bordado a mano, o ambas cosas. Los del grupo de desafío bajo pasaron 15 horas a la semana en actividades puramente sociales, o en actividades relacionadas con temas como los viajes y la cocina, pero sin un aprendizaje activo.

Los del grupo de control hicieron cosas como escuchar música, jugar a juegos sencillos o ver cine clásico.

Todos los participantes se sometieron a escáneres cerebrales y a pruebas de habilidad mental antes y después de los programas. Un año más tarde se sometieron a otra evaluación.

Tras 14 semanas, los del grupo de desafío alto mostraron mejor memoria y podían juzgar palabras difíciles con una mayor precisión que los miembros de los otros dos grupos. Y algunas de las mejoras persistían un año más tarde, según el estudio.

"Los hallazgos arrojan una de las primeras evidencias experimentales de que las actividades de ocio que suponen un reto pueden realmente cambiar la función cerebral, y es posible que esas intervenciones puedan restaurar los niveles de actividad cerebral a un estado más parecido al de la juventud", planteó la directora del estudio, Dra. Denise Park, de la Universidad de Texas, en Dallas.

"Pero nos gustaría realizar estudios mucho mayores para determinar la universalidad de este efecto y comprender quiénes serán los más beneficiados con esta intervención. Cabe un cauto optimismo respecto a que el declive mental asociado a la edad puede ralentizarse, o incluso restaurarse en parte, mediante la exposición a experiencias mentales sostenidas que supongan un reto",

La investigación se publicó en la revista Restorative Neurology and Neuroscience. Puede acceder al estudio aquí.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales