En Atapuerca ya usaban palillos de dientes

Se han encontrado fibras de madera en un diente de 1,2 millones de años, con alguna pista adicional sobre la dieta que seguían.

Las fibras se hallaron en la mandíbula de un homínido descubierta en la conocida excavación burgalesa. Se encontraban en una muesca en el parte inferior del diente, lo que sugiere que procedía de una limpieza de dientes realizada con regularidad. Hasta ahora, el ejemplo más antiguo conocido de este tipo de limpieza dental se había observado en los restos de un Neanderthal de 49.000 años.

Artículo Relacionado
Cuidados de la boca (dentadura postiza, aftas orales, etc)

Apenas media hora después de comer se empieza a formar la placa: el sarro.

La investigación, publicada en la revista The Science of Nature, también encontró restos de placa endurecida (o sea, sarro) en todos los dientes de la mandíbula, excepto en uno. El posterior análisis de la placa reveló que el homínido seguía una dieta compuesta de carne y alimentos con almidón. Es decir, hasta aquí, parecido a la actual dieta paleo; solo que ellos lo comían todo crudo.

Los gránulos de almidón encontrados en el sarro sugieren que las semillas podrían haber formado parte de la dieta.

"Es plausible que estas hierbas se ingirieran como alimento. Las hierbas producen abundantes semillas en un grupo compacto, que podía masticarse cómodamente, especialmente antes de que las semillas maduraran completamente, se secaran o se dispersaran", comentó la líder del estudio, Dra. Karen Hardy, de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Artículo Relacionado
10 cosas que no debe meterse en la boca

La sonrisa, con dientes cuidados y limpios, constituye el segundo factor de atractivo personal –tras la propia personalidad- y la característica física más importante.

Publicidad

Los gránulos de almidón intactos y las fibras, no carbonizadas, muestran que estos no usaban el fuego para cocinar. Además, los dientes estaban desgastados y mostraban signos de uso intenso, lo que sugiere que se usaban para morder y masticar alimentos crudos, indicaron los investigadores.

El sarro también contenía granos de polen de coníferas, lo que indica que el homínido vivía cerca de un bosque.

“La existencia de al menos dos plantas diferentes, ambas ricas en almidón, junto con la carne y vegetales sugieren que esta población tenía un comprensión detallada de sus alrededores y una dieta variada", concluyó Hardy.


¿Le ha parecido interesante?

4 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales