El ejercicio palia la fibromialgia

Una enfermedad compleja

La fibromialgia es una enfermedad "reumática" frecuente, que afecta a los músculos, tendones y ligamentos y cuyas molestias pueden persistir durante meses e incluso años, aunque los tejidos afectados no sufren daño irreversible. Sus síntomas son complejos y, en general, de difícil tratamiento y de resultados no siempre satisfactorios.

Dos señoras haciendo 'jogging'

Un programa de ejercicio mejora ostensiblemente los síntomas más importantes

©Copyright PhotoDisc

Numerosos estudios

A pesar de los recientes avances, el tratamiento con fármacos es, a menudo, insuficiente para aliviar los síntomas o mejorar las limitaciones funcionales y la calidad de vida de estas pacientes.

Actualmente recomendamos además tratamientos no farmacológicos, ejercicios físicos e intervenciones sobre la conducta para abordar los problemas de estas pacientes con fibromialgia.

El número de estudios sobre ejercicios físicos e intervenciones conductuales publicados en los últimos años ha crecido espectacularmente, lo que da idea del interés en buscar soluciones no estrictamente farmacológicas para los pacientes con este problema de salud.

Este trabajo

El objetivo de este estudio fue evaluar y comparar directamente los efectos de 4 intervenciones de autocuidados sobre medidas bien establecidas de estado funcional, gravedad de los síntomas y autoeficacia en mujeres con fibromialgia.

Los investigadores incluyeron en su trabajo a más de 200 mujeres con fibromialgia y las asignaron a un programa de 4 meses de:

  • Ejercicios aeróbicos y de flexibilidad.
  • Ejercicios de flexibilidad, aeróbicos y levantamiento de pesas.
  • Un curso de autoayuda para pacientes con fibromialgia.
  • Una combinación de las dos últimas estrategias.

Paseos, ejercicio y estiramientos

Los resultados del estudio mostraron que un programa de ejercicios físicos adecuadamente diseñado y estructurado que incluya paseos de intensidad progresiva, ejercicios de flexibilidad y estiramientos, con o sin levantamiento de pesas, mejora las funciones física, emocional y social, los síntomas físicos más importantes y la sensación de autoeficacia de estas mujeres con fibromialgia que están siendo tratadas además con medicamentos.

Es más, cuando se combinan los ejercicios físicos, los paseos y los ejercicios de flexibilidad con medidas educativas de autocuidados desarrolladas en grupo, los efectos beneficiosos se aumentan. Estos beneficios se mantuvieron 6 meses después de finalizar la intervención sobre el grupo, por lo que los autores sugieren que esta podría ser la mejor aproximación para el manejo de mujeres con fibromialgia.

Señalan, sin embargo, que el contenido y la duración de las intervenciones y sus resultados varían ampliamente en los diferentes estudios publicados hasta la fecha. En cualquier caso, piensan que los resultados de su estudio proporcionan suficientes pruebas para animar a los profesionales sanitarios para que recomendemos a nuestras pacientes con fibromialgia un programa de ejercicios físicos con paseos de intensidad progresiva, ejercicios de flexibilidad y estiramiento, con o sin levantamiento de pesas.

Ya lo saben las pacientes con fibromialgia: además de tomar sus medicamentos, deberán ponerse el chándal y realizar ejercicios físicos para intentar mejorar sus dolores y su calidad de vida.

Group exercise, education and combination self-management in women with fibromyalgia. A randomized trial. Daniel S Rooks, Shiva Gautam, Matthew Romeling, Martha L Cross, Diana Stratigakis, Brittany Evans et al. Arch Intern Med 2007; 167 (20): 2192-2200
.

¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 3.67 sobre 5

Comparta en Redes Sociales