¿El agua adelgaza?

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Michigan concluye que los adultos bien hidratados pesan menos que los que beben poca agua. Además, los que bebían demasiada poca agua tenían una probabilidad 50 por ciento mayor de ser obesos que las que consumían suficiente.

Podría darse el caso de que los obesos siguen pautas dietéticas menos saludables y que causan menor hidratación. Por ejemplo, podrían comer cuando en realidad están sedientos.

Pero también, por el contrario, beber suficiente agua puede causar mayor sensación de saciedad, lo que a su vez provoca comer menos y no aumentar por tanto de peso. O alguien que esté hidratado adecuadamente podría seguir una dieta globalmente más saludable.

De un modo u otro “lo cierto es que el estudio mostró que los participantes que no estaban adecuadamente hidratados tenían un índice de masa corporal (IMC) mayor que los que sí lo estaban ", dijo la directora del estudio, publicado en la revista Annals of Family Medicine, Dra. Tammy Chang, de dicha universidad.

La asociación entre ambos hechos se mantuvo incluso después de que los investigadores tuvieran en cuenta algunos factores como la edad, el sexo y los ingresos.

Para el estudio, la ingesta de agua se evaluó basándose en muestras de orina proporcionadas por la National Health and Nutrition Examination Survey de 2009-2012. Los más de 9.500 participantes tenían una edad comprendida entre los 18 y los 64 años, y casi un tercio tenían una hidratación inadecuada.

Los adultos suficientemente hidratados tenían un IMC promedio de 28, y los que fueron calificados como no suficientemente hidratados, de 29. (Un IMC de 25 se considera sobrepeso; 30 es obesidad).

Hay un método muy simple para evaluar el nivel de hidratación: la orina. Si es muy pálida, como el agua, está bebiendo lo suficiente. Si es amarilla oscura, probablemente necesite beber más.

Los consejos sobre la necesidad de tomar líquidos deberían estar incluidos en las recomendaciones para perder peso, indicaron los investigadores.

Hay mucha controversia acerca de la cantidad de agua que se debería beber diariamente, y las recomendaciones varían; en lo que sí parece haber acuerdo es en el mínimo: dos litros diarios. El agua también puede estar en alimentos frescos, como la fruta.


¿Le ha parecido interesante?

16 votos, media: 4.31 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales