El “efecto crunch”: oírse masticar para comer menos

Aunque resulte extraño, escucharse los propios ruidos de la masticación nos hace disminuir la cantidad que comemos, según un nuevo estudio.

Y, si no, pensemos en la situación en que se come mecánicamente, como ante la televisión o con palomitas en el cine: se puede uno acabar todas sin darse siquiera cuenta. No sólo uno mismo: el cerebro también estaba distraído.

Pero parece que, de haber prestado atención a la masticación –al ruido– de esas palomitas, la bolsa de las chuches hubiera durado más. Lo mismo pasa en una comida entre amigos, con una conversación animada. Se come más, nos dicen.

Un equipo de investigadores de la Brigham Young University y de la Colorado State University llevó a cabo un experimento para probar esta teoría, a la que llamaron the Crunch Effect (o efecto crunch).

A efectos de la comida, se habla del oído como “el sentido olvidado” de la alimentación; pero si la gente reparara más en el sonido de los alimentos, podrían reducir su ingesta", explica el Dr. Ryan Elder, de la BYUniversity, uno de los autores del estudio. “Solemos tener en cuenta cómo se ve la comida, cómo huele y sabe, pero no cómo ‘suena’”.

Cuanto más ruido, mejor

No sólo habría que oírse la masticación, sino que cuanto más alto sonara, mejor. O sea, mejor cuanto más ruido hagamos al comer. A ver quién explica esto a nuestro vecino de mesa.

Para probarlo, colocaron unos auriculares a los voluntarios para controlar el volumen en el que escuchaban sus ruidos al masticar algunos pretzels, esa especie de galleta salada.

"Descubrimos que cuanto más alto era el sonido de los alimentos, menos comían los participantes", según los investigadores. "Escuchar el sonido de los alimentos nos recuerda que estamos comiendo", añaden; "es un indicador natural que nos recuerda que estamos participando en el proceso alimenticio y nos ayuda a comer más conscientemente".

La investigación se publicó en la revista Food Quality and Preference. Puede acceder a él aquí.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales