El duelo afecta al sistema inmunitario de los mayores

El luto los puede volver más vulnerables

Parece que el equilibrio de hormonas del estrés cambia con la edad durante el luto, informan los investigadores británicos. Como resultado, los mayores que están en duelo son más propensos a tener unos sistemas inmunitarios debilitados y a contraer infecciones.

No hay mejor remedio que redes sólidas de familiares y amigos

"Durante el periodo inmediato a la pérdida de un ser querido podemos sufrir una reducción en la función de los neutrófilos, los glóbulos blancos más abundantes, y como tal son esenciales para combatir las infecciones y enfermedades, de forma que nos hacemos más vulnerables cuando esto sucede", comentó la Dra. Anna Phillips, profesora de medicina conductual de la Universidad de Birmingham.

Hay un vínculo entre la función de los neutrófilos y el equilibrio de las hormonas del estrés, anotaron los autores. Dos hormonas del estrés responden de forma distinta al duelo con la edad: el cortisol, y el sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEA-S).

El mejor remedio, los familiares y los amigos

En el estudio participaron adultos que se enfrentaban a la pérdida del cónyuge o de un familiar cercano. En los más jóvenes, la proporción de estas dos hormonas era más equilibrada. En las personas mayores, la proporción fue mucho más alta, reveló la investigación.

"Los efectos de la pérdida se comprenden mal en general. Sabemos que afecta al sistema inmunitario, entre otras cosas, pero no comprendemos del todo el rol que desempeñan nuestras hormonas del estrés", comentó Phillips. "Esperamos que este sea un paso hacia esa comprensión, y hacia poder proveer el mejor respaldo posible".

“Se sabe que el cortisol suprime elementos del sistema inmunitario en épocas de un estrés alto, así que tener una proporción desequilibrada de cortisol y DHEA-S afecta a la capacidad de defensa ante enfermedades e infecciones cuando estamos de luto".

Los tratamientos posibles para los que están en un mayor riesgo por el estrés son los complementos hormonales y productos similares, sugirieron los investigadores. Pero Phillips concluyó que "simplemente no hay mejor remedio que redes sólidas de familiares y amigos para manejar los riesgos durante un periodo de duelo".

El estudio aparece en la revista Immunity and Ageing.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales