Dieta materna, asma y alergia infantil

¿Pueden las madres proteger a sus hijos de desarrollar asma o enfermedad atópica mediante lo que comen durante su embarazo? Hay algunas pruebas de que los estilos de vida y los hábitos alimentarios de las madres pueden influir sobre el desarrollo de asma y alergia en la infancia.

Hasta la fecha, casi todos los informes que relacionan la dieta materna durante el embarazo con el asma y la atopia en la infancia se han centrado sobre los nutrientes individuales. Existen pocos datos que relacionen la toma de determinados alimentos específicos durante el embarazo y el subsiguiente desarrollo de asma y enfermedad atópica durante la infancia.

En resumen:

Este estudio encontró que los hijos de madres que consumían manzanas y pescado tienen menor riesgo de padecer asma y enfermedades atópicas.

    Se ha informado de efectos beneficiosos en los niños de la fruta, el zumo, las verduras, el pescado, el aceite de pescado, los productos lácteos enteros y los productos de grano completo, mientras que se ha informado de asociaciones perjudiciales con la margarina y la sal.

    Unas 2000 mujeres embarazadas fueron incluidas en el estudio con independencia de su estado de asma o atopia. Las pacientes completaron un cuestionario y se les practicó una prueba cutánea para estudiar su estado atópico.

    Los investigadores estudiaron los resultados sobre la salud de los niños enviándoles un cuestionario a los 5 años de edad con preguntas sobre los síntomas de asma, rinitis alérgica y eczema atópico. A los padres que respondieron se les invitó a completar un cuestionario sobre consumo de alimentos y a llevar a los niños al hospital para realizar una serie de pruebas como una espirometría, pruebas epicutáneas y medida del óxido nítrico exhalado.

    La dieta materna durante el embarazo fue evaluada mediante un cuestionario semicuantitativo remitido por correo a las 32 semanas de gestación. Los grupos de alimentos de interés en este estudio fueron la fruta en general, los cítricos y el kiwi, las manzanas, las verduras en general, las verduras de hoja verde, el zumo de frutas puro, los productos de grano completo, el pescado en general, el aceite de pescado en general, la grasa total de los productos lácteos y la mantequilla frente a la margarina untadas.

    Los padres fueron invitados a completar un cuestionario para evaluar la dieta de los niños en estudio durante los 3 meses previos.

    Los resultados mostraron que no existía una asociación lineal entre la ingestión materna de fruta total, los cítricos/kiwis, las verduras de hoja verde, el zumo de frutas, los productos de grano completo, la grasa total de los productos lácteos y la mantequilla frente a la margarina untadas y los resultados respiratorios o de atopia en los niños de 5 años.

    No hubo asociación consistente entre la ingestión de grupos de alimentos y la espirometría, sensibilización atópica, respuesta broncodilatadora u óxido nítrico exhalado en los niños de 5 años.

    Los investigadores encontraron asociaciones beneficiosas entre la toma materna de manzanas y los resultados en la infancia de sibiliancias o pitos en el pecho, síntomas asmáticos (tos, fatiga) o asma confirmada por el médico a la edad de 5 años, con tendencias lineales significativas.

    La toma materna de manzanas no se asoció con el eczema o la fiebre del heno (rinitis alérgica) o la sensibilización atópica en la infancia.

    Sin embargo, se encontraron asociaciones beneficiosas entre la toma materna de pescado en general y el eczema confirmado por el médico y el eczema tratado en ese momento, y entre la toma materna de pescado oleoso y la rinitis alérgica confirmada por el médico.

    Los autores encontraron una asociación beneficiosa significativa entre una mayor ingestión materna de pescado oleoso (más de una porción semanal) y haber tenido alguna vez síntomas de rinitis alérgica, pero la asociación no mostró una tendencia lineal significativa.

    Los investigadores observaron que la dieta materna durante el embarazo y la dieta del niño a los 5 años estaban correlacionadas de forma débil aunque significativamente positiva.

    Concluyen que su estudio sugiere asociaciones beneficiosas entre la toma materna de manzanas durante el embarazo y las sibilancias y el asma a los 5 años de edad, así como efectos protectores del consumo de pescado. De esta forma, además de suplementar con vitaminas D y E y zinc durante el embarazo, el consumo materno de manzanas y pescado durante la gestación puede reducir el riesgo de que los niños desarrollen asma o enfermedad atópica. Si se confirman estos resultados, las recomendaciones sobre las modificaciones dietéticas durante el embarazo pueden ayudar a prevenir el asma y la alergia en la infancia.

    Madres: ¡dieta mediterránea con manzanas y pescado durante vuestros embarazos para proteger de asma y alergias a vuestros hijos!

    Maternal food consumption during pregnancy and asthma, respiratory and atopic symptons in 5 year old children.Saskia Willers, Graham Devereux, Leone Craig, Geraldine McNeill, Alet Wijga, Warda Abou El-Magd, Stephen Turner, Peter Helms and Anthony Seaton. Thorax 27 Mar 2007. doi: 10.1136/th.2006.074187
    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Comparta en Redes Sociales