La depresión de los padres afecta a los niños pequeños

"Las emociones de los padres afectan a sus hijos", afirmó el autor del estudio, Dr. Sheehan Fisher, de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago. Lea aquí el comunicado de prensa de la Universidad.

Los investigadores observaron a 200 parejas con hijos de 3 años de edad y descubrieron que la depresión de la madre o del padre durante los primeros años de crianza aumentaba el riesgo de un niño de sufrir ansiedad y tristeza, de adoptar actitudes violentas y de mentir.

"La depresión afecta a la manera en que las personas expresan las emociones y puede hacer que cambie su conducta", dijo. "Y los que acaban de ser padres deberían realizarse pruebas y tratarse la eventual depresión posparto, igual que se hace con las madres", añadió Fisher.

Detección temprana

"En este sentido, una intervención temprana tanto para las madres como para los padres es la clave", añadió. "Si podemos detectar antes a los padres con depresión y tratarles, no se mantendrán los síntomas y el niño no se verá afectado por la depresión de uno de los padres".

Los estudios anteriores se habían centrado principalmente en las madres con depresión durante los primeros años de sus hijos.

Aunque el estudio solamente encontró una asociación entre el estado de ánimo de los padres y la conducta de sus hijos pequeños, los padres que estén deprimidos quizá no tengan tanto contacto visual o sonrían tanto como los que no tienen depresión. Cuanto menos caso hacen los padres a su hijo, mayor es la dificultad del niño de formar apegos íntimos y tener emociones saludables, concluyó.

El estudio fue publicado en la revista Couple and Family Psychology: Research and Practice.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales