¿Deberíamos dejar de tirar las cáscaras de los huevos y… comérnoslas?

Las ventajas nutricionales de los huevos –tanto de la clara como de la yema–son más que conocidas, pero ¿qué pasa con las cáscaras? Todos las tiramos sin contemplaciones, pero hay quien sugiere que pueden tener considerables valores nutricionales. ¿Moda pasajera ecológico-nutricional..? Veámoslo.

Las cáscaras de huevo están constituidas por un 95% de carbonato de calcio. Eso supone que una sola cáscara proporcionaría cosa de dos gramos de calcio, en comparación con un vaso de zumo de naranja, que contiene 11 miligramos, por ejemplo. Esto no sólo beneficia enormemente a los huesos y los músculos, sino que también puede ayudar a aliviar problemas comunes como el ardor, la indigestión y otros problemas de estómago.

Artículo Relacionado
No te pierdas las deliciosas propiedades de los huevos

Los huevos son probablemente uno de los alimentos más injustamente demonizados. Y la verdad es que probablemente sean una de las mayores fuentes de nutrientes en todo el planeta.

"Las cáscaras de huevo son una magnífica fuente de calcio, con casi el doble de la cantidad diaria recomendada en una sola de ellas," asegura la nutricionista Dra. Frida Harju. También hay estudios que muestran que la cáscara de huevo en polvo podría ser útil para la salud ósea, e incluso reducir el dolor de la osteoporosis.

Los riesgos

Reciclar las cáscaras de huevo también supone beneficios medioambientales, y se calcula que sólo Estados Unidos es responsable de 150.000 toneladas anuales de cáscaras. Sin embargo, aunque es imposible poner en tela de juicio los beneficios del calcio dietético, antes de comerse las cáscaras de huevo crudas conviene pensárselo dos veces.

"Las cáscaras de huevo pueden estar cubiertas de bacterias e incluso portar salmonella, por lo que recomendaría obtener su dosis diaria de calcio de otras fuentes. Una buena alternativa para las cáscaras de huevo es usarlas en polvo en la tierra de las macetas, o las huertas, para así enriquecer las plantas."

Artículo Relacionado
Once de los alimentos más nutritivos que existen

Una dieta sana y equilibrada debe componerse de alimentos que concentren la mayor parte de nutrientes que requiere nuestro organismo.

Publicidad

¿Aún dispuesto a comérselas?

Si está pensando en añadir cáscaras de huevo a su dieta, debe asegurarse como primera medida de que no tienen bacterias, empezando por comprar huevos orgánicos.

"Para asegurarse de que las cáscaras están totalmente libres de bacterias, primero debe hervirlas y luego secarlas en un horno durante una hora. Para su consumo, asegúrese de molerlas muy finamente, polvo que luego podrá mezclar en el batido de la mañana, o añadir un pellizco a los platos de pasta de la cena."

Alternativas ricas en calcio

La buena noticia es que hay muchos otros alimentos muy nutritivos que pueden proporcionarle el deseado aumento de calcio en su dieta.

"Podemos obtener nuestra cantidad diaria de calcio de otras fuentes, sobre todo de los productos lácteos, como queso, leche y yogur. Sin embargo, para quien no consuma lácteos, los productos a base de soja, como la leche de soja, están enriquecidos con calcio. Cuando lea las etiquetas mientras hace la compra, asegúrese de que el producto contiene suficiente calcio. Algunas verduras, como el repollo y el brécol son muy nutritivos, al igual que las nueces y ciertos tipos de pescado.”

Sin embargo, el exceso calcio puede ser tan peligroso como su escasez, así que asegúrese también de no exagerar: los adultos sólo necesitan un gramo al día.

Artículo Relacionado
Pues parece que el colesterol de la dieta no es tan malo para el corazón

El colesterol de los huevos y de otras fuentes dietéticas no parece aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales