Cuidado con las modas pasajeras en nutrición

Los regímenes a base de zumos ("juicing"), que eliminan la fibra; el aceite de coco, cargado de grasas saturadas; las dietas sin gluten, útiles exclusivamente para los celíacos… Los medios podrán cantarnos sus excelencias, pero las evidencias sugieren que en realidad podrían ser perjudiciales para una buena dieta.

Estas forman parte de una nueva revisión de las últimas evidencias científicas sobre nutrición, llevada a cabo para arrojar algo de luz sobre las últimas modas dietéticas.

"La confusión respecto a la nutrición es general. Cada día aparece alguien diciendo lo bueno que es ‘algo’, y al día siguiente resulta que es malo", señaló el autor principal de la revisión, el Dr. Andrew Freeman, del Lifestyle and Nutrition Work Group del American College of Cardiology.

Artículo Relacionado
6 cosas que pasan cuando no se bebe suficiente agua

Desde tensión más alta a disminución del metabolismo: beber poca tiene un coste

"Nuestra intención fue hacer lo posible para proporcionar a los profesionales clínicos las herramientas que necesitan para ayudar a sus pacientes", advirtió.

  • Los regímenes a base de zumos podrían mejorar la absorción de algunos nutrientes, pero dejan fuera una gran cantidad de fibra y nutrientes presentes en la fruta y las verduras enteras. Los consumidores de zumos tienden a beber calorías más concentradas sin sentirse llenos. Se está perdiendo gran parte de los nutrientes, se está perdiendo la fibra, y las investigaciones han mostrado que las calorías bebidas no sacian tanto como cuando se mastican.
  • Igualmente, los complementos dietéticos con altas dosis de antioxidantes no parecen ser más beneficiosos que simplemente comer alimentos ricos en antioxidantes. "Los extractos de las plantas no proporcionan los mismos beneficios; incluso, en ocasiones, se obtiene un resultado no beneficioso, sino nocivo", advirtió Freeman. "Con una dieta bien equilibrada, los no son necesarios".
  • El aceite de coco es una moda reciente, pero el coco está lleno de forma natural de grasas saturadas no saludables, señalaron los investigadores. Es mucho mejor el aceite de oliva, dado que contiene grasas no saturadas, más sanas. "No hay datos que avalen las excelencias del aceite de coco", continuó.
  • Una dieta sin gluten es necesaria para los (intolerantes al gluten), pero no beneficia al resto, a quienes pueden digerir granos sin ningún efecto secundario. Los granos integrales pueden ser más saludables que las alternativas sin gluten, que son más ricas en carbohidratos procesados.
  • Los huevos pueden aumentar los niveles de colesterol, aunque no tanto como se pensaba. Uno o dos huevos al día probablemente tendrían un mínimo efecto en la mayoría de la gente sana, sin riesgos especiales de problemas cardiacos o de colesterol alto. Cuando se supera esa cantidad (dos huevos diarios) sobre todo por personas con riesgo alto, podría ser problemático", dijo. Las grasas saturadas encontradas en la carne y los productos lácteos suponen un peligro mayor para los niveles de .
Artículo Relacionado
6 reglas básicas para comer sano y bien

Al margen de modas, bulos, dimes y diretes...

Publicidad

En general, es mucho mejor basar la dieta en fruta y verduras, con énfasis en los alimentos enteros y en la evitación de los procesados, concluyó Freeman.


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 2.71 sobre 5

Comparta en Redes Sociales