¿Cuánto hay adelgazar para que se note en la cara?

Una investigación canadiense afirma que la pérdida de peso necesaria para que se note en la cara es cuantificable.

A algunos les motiva más verse atractivos que una mejora de su salud

La cuantificación se basa en el índice de masa corporal (IMC, puede calcular el suyo aquí), que es un baremo de medida de la gordura en función del peso y la estatura. Los investigadores afirman hay que hacerlo bajar en una media de 1,33, lo que equivale a perder, como promedio, entre 3 y 4 kilos para que se note en la cara; pero, para que los demás piensen que somos más atractivos, hay que perder el doble, o sea, entre 6 y 8 kilos.

Para el estudio, los investigadores, dirigidos por el Dr. Nicholas Rule, de la Universidad de Toronto, reunieron una colección de fotografías de las caras de hombres y mujeres de 20 a 39 años de edad. Ninguno de los participantes llevaba joyas, las mujeres se recogieron el pelo y se buscó una expresión neutra.

Las imágenes se duplicaron y se alteraron ligeramente para crear una secuencia de fotografías en que la persona parecía engordar poco a poco.

Los participantes compararon pares de caras elegidas al azar de cada una de las secuencias y eligieron la que les parecía que tenía más peso. Según sus respuestas, los investigadores midieron la pérdida de peso necesaria antes de que la pérdida se notara en el rostro.

El equipo encontró que debían adelgazar el doble para ser percibido como más atractivo por los demás, más allá de un simple "has adelgazado". La cantidad promedio de peso perdido necesario para hacer que las caras resultaran más atractivas fue de alrededor de 6 kg para las mujeres y de 8 kg para los hombres con una estatura promedio.

Los hallazgos son importantes porque "hablando de los incentivos para adelgazar, a algunos les motiva más verse atractivos que una mejora de su salud", señaló.

Además, la cara "es un magnífico indicador de la salud de la persona; el aumento de tejido adiposo (la grasa) de la cara se asocia con un sistema inmunitario afectado, una mala función cardiovascular, infecciones respiratorias frecuentes y mortalidad. De forma que incluso una reducción pequeña puede mejorar la salud".

"La diferencia entre los grupos sugiere que el atractivo facial de las mujeres podría ser más sensible a los cambios de peso", anotó. "Eso sólo significa que las mujeres que intentan perder peso tienen que perder algo menos que los hombres para que mejore su atractivo", concluyo Rule en un comunicado de prensa de la Universidad.

A su vez, el estudio se publicó en la revista Social Psychological and Personality Science. Puede leer un resumen aquí.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales