Pensar que ha comido mucho ayuda a sentirse lleno

Si cree que ha comido mucho sentirá menos hambre horas después de la comida.

Esta es la conclusión de un estudio y constituye un hallazgo que quizá podría conducir a nuevos métodos de control del peso.

En el estudio participaron voluntarios que recibieron lo que parecía ser una porción pequeña o grande de sopa para el almuerzo. Pero los investigadores manipularon la cantidad real de sopa que comían mediante el uso de una bomba oculta que podía volver a llenar o vaciar un plato de sopa sin que el comensal se diera cuenta.

Los que habían visto un plato mayor pensaban que la ración satisfizo su hambre.

Inmediatamente después de comer, el hambre de los voluntarios coincidía con la cantidad de sopa que habían comido, no con la cantidad que habían visto antes de comer. Sin embargo, dos a tres horas después del almuerzo, los que habían visto un plato grande de sopa tenían niveles de hambre significativamente más bajos que los vieron una porción pequeña.

Veinticuatro horas después de comer, la mayoría de los voluntarios que habían visto un plato mayor de sopa pensaban que la ración consumida satisfizo su hambre.

Los hallazgos muestran que la memoria hace una contribución independiente de la sensación de saciedad después de una comida, señalaron los investigadores, de la Universidad de Bristol en Inglaterra. El estudio aparece en la revista PLoS One.

Los autores concluyeron, en un comunicado de prensa de la revista, que los resultados podrían usarse para encontrar nuevas formas de reducir el consumo de calorías.

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales