Consumo de soja tras la menopausia

Soja y riesgo de fractura de los huesos

En los últimos años y debido a los problemas detectados en las mujeres que tomaban tratamientos hormonales sustitutivos, se ha prestado más atención a otras alternativas naturales y se ha visto que los estrógenos u hormonas femeninas derivados de las plantas, especialmente los fitoestrógenos de la soja, también llamados isoflavonas, pueden ser útiles. Se ha demostrado que el consumo de soja modula el recambio de los huesos e incrementa la densidad mineral ósea en mujeres postmenopáusicas.

En resumen

Parece que la soja previene contra las roturas de huesos

    Los investigadores de este estudio examinaron la relación entre el consumo habitual de soja con la dieta, y la incidencia o aparición de nuevos casos de fractura en los huesos en cerca de 25.000 mujeres postmenopáusicas chinas.

    Los resultados mostraron que el consumo de soja reducía el riesgo de fractura de los huesos, especialmente en los primeros años tras el inicio de la menopausia. El riesgo de esta enfermedad en las mujeres que tomaban mayores cantidades de proteína de soja fue cerca de un 40 % menor que el de las mujeres que presentaban un consumo más bajo. De la misma forma, el riesgo de las mujeres que consumían más isoflavonas era un 35 % menor que el de las que consumían menos.

    Los autores concluyen que el consumo de una dieta rica en soja puede reducir el riesgo de fractura de huesos en mujeres postmenopáusicas, especialmente durante los primeros años tras la menopausia.

    Ya lo saben las mujeres postmenopáusicas: ¡a comer soja para proteger sus huesos!

    Prospective cohort study of soy food consumption and risk of bone fracture among postmenopausal women.AX. Zang, X-O Shu, H. Li, G. Yang, Q. Li, Y-T. Gao, W. Zheng. Archives of Internal Medicine 2005; 165:1890-1895.
    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Comparta en Redes Sociales