La comida más grasa "pide siesta"

Abusar de los alimentos grasos provoca somnolencia, hasta el punto de necesitar una siesta, según un nuevo estudio.

Los investigadores analizaron los hábitos dietéticos de casi 800 voluntarios entre 35 y 80 años de edad. Los que seguían dietas ricas en grasas tenían más problemas de somnolencia diurna. Ni el peso, ni los niveles de ejercicio que seguían ni otros problemas de salud (como diabetes o estados depresivos) explicaban la diferencia.

No está clara la causa de que una dieta grasa afecte a la somnolencia, según la Dra. Yingting Cao, directora de la investigación, de la Universidad de Adelaida, en Australia.

Pero apuntó que, dado que los estudios en laboratorio sugieren que ciertas "neurohormonas intestinales" fomentan la somnolencia, resulta verosímil que una dieta rica en grasa pueda afectar de alguna forma a la somnolencia diurna.

Los hallazgos del estudio se basan en 784 hombres australianos encuestados sobre su dieta y su estilo de vida. Los hombres también se sometieron a un estudio en casa para detectar posibles apneas del sueño, un trastorno de la respiración nocturna que resulta en una mala calidad del sueño y en posible somnolencia diurna.

El equipo encontró que el 25% de los hombres que comían más grasas eran más propensos a quejarse de somnolencia diurna que el 25% que menos comían.

Asimismo, un 46 por ciento de los hombres del grupo con la ingesta más alta de grasa tenían sueño habitualmente durante el día, frente al 37 por ciento de los hombres del grupo con la ingesta más baja.

Los investigadores sopesaron varios factores más, como el peso corporal, los niveles de ejercicio, la diabetes, la depresión, y los hábitos de tabaquismo y consumo de alcohol.

El estudio se publicó en la revista Nutrients. Puede leer un resumen (en inglés) aquí.


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 3.14 sobre 5

Comparta en Redes Sociales