Amantes del chocolate: dulce promesa

Un nuevo estudio sugiere que comer cantidades moderadas de chocolate podría reducir el riesgo de ictus, o accidente cerebrovascular, también conocido por apoplejía, entre otros beneficios.

El problema es que engorda

Los investigadores controlaron a más de 37.000 varones durante más de diez años, y hallaron que los que más chocolate comían tenían un riesgo de ictus un 17 por ciento más bajo que los que nunca lo comían.

Ya se habían relacionado los flavonoides del chocolate con un menor riesgo de enfermedad cardiaca y un mejor rendimiento mental. Se pensaba que podrían proteger de la enfermedad cardiovascular a través de factores antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorios, o mediante una reducción del colesterol.

No está claro, dicen algunos expertos; y, además... engorda

"Hay que ser muy cauto con estos tipos de estudios observacionales", señaló el Dr. Richard Libman, neurólogo del Instituto de Neurociencias Cushing en Manhasset, Nueva York.

Aunque la investigación muestra una asociación entre el consumo de chocolate y una reducción del ACV, no muestra causalidad. "No es posible concluir de este estudio que el chocolate provoque un menor riesgo de ACV", enfatizó Libman.

Y, además, concluyó que el chocolate engorda y podría incrementar la “epidemia” de obesidad de los países occidentales, con los problemas de salud que implica.

El estudio

La investigación, que aparece en la edición online de la revista Neurology, un equipo liderado por Susanna Larsson, del Instituto Karolinska en Estocolmo, estudió la dieta de varones de 49 a 75 años de edad, y específicamente la cantidad de chocolate que comían.

Durante el seguimiento, de diez años, casi 2,000 hombres sufrieron un primer ictus, hallaron. El riesgo fue menor entre los que consumían más chocolate, un promedio de poco más de dos onzas a la semana.

Un análisis posterior de cinco estudios que incluyó más de 4.200 casos de ictus halló que los que comían chocolate reducían su riesgo en 19 por ciento, en comparación con los que nunca lo comían. Por cada 50 gramos de chocolate consumidos por semana, el riesgo de ictus se redujo en alrededor de 14 por ciento.

Más beneficios

Otro experto concuerda en que el chocolate, consumido con moderación, parece ayudar al corazón.

"Hay una clara evidencia investigativa que indica que el chocolate, y en particular el chocolate negro, tiene un efecto de protección cardiaca", señaló el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut. La evidencia favorece el consumo del equivalente de más o menos una onza al día de chocolate con un contenido de cacao de 60 por ciento o superior". “En todo caso, añade, es pronto para fijar la cantidad diaria óptima”.

"Los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular son muy parecidos, así que es lógico que ese beneficio incluya al ictus", apuntó.

Aunque la investigación no prueba causalidad, "el beneficio del chocolate sigue siendo convincente tras tomar en cuenta esos factores".

Dada la portación de calorías, grasas y azúcares del chocolate, es mejor considerarlo como al vino tinto: un poco es bueno, pero más no necesariamente es mejor, advirtió Katz.

Y ¿en las mujeres?

No está claro si los nuevos hallazgos aplican a las mujeres. Cuatro estudios anteriores hallaron una asociación entre comer chocolate y un menor riesgo de ACV en las mujeres, o en una combinación de hombres y mujeres, pero los resultados de dos de estos estudios no fueron estadísticamente significativos.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales