Chequeo anual: ¿sí o no?

Catorce ensayos recientes han sido analizados en profundidad en un artículo de la revista Annals of Internal Medicine. En dichos ensayos, se sostenía que los exámenes rutinarios anuales no reducen ni la enfermedad ni el riesgo de muerte. Dicho nuevo artículo cuestiona los 14 trabajos, alegando que no se enfocaron específicamente en el valor del examen físico anual, y sus resultados se están distorsionando, afirmó el autor, Dr. David Himmelstein, del Hunter College de la New York City University. Puede leer un resumen, en inglés, aquí.

Un historial, una evaluación del riesgo y un examen físico personalizado resulta beneficioso

"Mucha gente ha dicho en público que no hay necesidad de que las personas acudan al médico con regularidad", comentó Himmelstein. "Planteamos que eso no es lo que los estudios dicen. Es una tergiversación".

Los investigadores en contra del chequeo periódico plantean que los estudios no han logrado demostrar ningún beneficio. El coste en España de un chequeo médico completo oscila entre los 1.500 y los 2.500 euros y puede durar entre seis horas y un día. Naturalmente, en el ámbito privado.

La polémica

El pasado octubre, la revista New England Journal of Medicine -con más de 200 años de prestigio a cuestas y una de las más reconocidas publicaciones médicas en todo el mundo- publicaba simultáneamente dos editoriales, uno a favor y el otro en contra de los análisis anuales.

En contra

Los detractores plantean una alternativa, consistente en que los médicos utilicen expedientes médicos para enviar avisos a quienes necesiten medidas preventivas, como la vacuna anual contra la gripe. Los pacientes podrían someterse a análisis sanguíneos regulares y otras medidas, suministradas por enfermeros o asistentes, ahorrando a los médicos tiempo para pacientes con problemas de salud reales.

“El chequeo anual, desde la perspectiva del paciente, significa someterse a una variedad de pruebas diagnósticas. Es común que un médico elabore una detallada historia, haga un examen físico relevante y ofrezca un asesoramiento sobre la prevención, solo para que el paciente le pregunte que cuándo le hará su 'chequeo', o sea, cuándo le harán las pruebas", dijo el Dr. Allan Prochazka, autor del artículo que cuestiona la utilidad.

Puede leer el artículo en contra aquí

A favor

Pero en la revisión de los 14 ensayos, que según Prochazka muestran pocos beneficios para los pacientes, se fundamentó sobre todo en ensayos europeos, en los que participaron personas que veían al médico con regularidad, apuntó Himmelstein. Un motivo posible es que la sanidad pública, sin copagos, hace que los chequeos regulares sean asequibles, añadió.

"Los ensayos no eran en realidad estudios que observaran las visitas de rutina al médico", explicó Himmelstein. "Añadieron algunas pruebas adicionales para personas que ya veían al médico con regularidad. Los ensayos son en gran medida irrelevantes para lo que se está diciendo sobre el valor de las visitas de rutina".

El nuevo artículo de Himmelstein sostiene que “un historial, una evaluación del riesgo y un examen físico personalizado resulta beneficioso para los pacientes, sobre todo los más vulnerables o de grupos de riesgo y, además, reduce su nivel de preocupación”.

Puede leer el artículo a favor aquí

¿Conclusión?

Prochazka y Himmelstein se muestran de acuerdo en un punto: en este momento no hay evidencia que concluya a favor o en contra de los exámenes físicos anuales.

"Estoy de acuerdo en que este tema necesita más estudio, porque los exámenes físicos de salud son un motivo muy común para las visitas médicas", apuntó Prochazka. "Pero no creo que haya suficientes datos como para recomendar un examen físico de salud anual a todos los pacientes".


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 4.67 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales