Los centenarios están más sanos que mayores más jóvenes

Un estudio llevado a cabo en Estados Unidos revela que los centenarios presentan menos enfermedades crónicas que los mayores de entre 80 y 99 años de edad: que están más sanos.

Los investigadores, de la Universidad George Washington, se basaron en datos de la U.S. Veterans Affairs Administration (o Administración de Asuntos de Veteranos) de EE. UU. para comparar la salud de los centenarios con la de mayores que tenían de 80 a 99 años. La mayoría eran hombres de raza blanca que habían combatido en la segunda guerra mundial.

Todos presentaban menos enfermedades crónicas -hipertensión, diabetes, cardiopatías- que los jóvenes de edades inferiores.

"Además de sufrir una guerra, esta generación pasó por la gran depresión [de 1929]", comentó en un comunicado de prensa de la universidad la líder del estudio, Dra. Raya Elfadel Kheirbek. "Es sorprendente esta longevidad teniendo en cuenta que en general llevaron una vida más difícil que los mayores más jóvenes objeto del estudio. El colectivo nos está enviando un mensaje de resistencia y tenacidad a quienes llevamos una vida más muelle, o a quienes tienen dificultades”, añadió.

Artículo Relacionado
Envejecimiento activo y saludable

El estilo de vida es absolutamente fundamental para llegar a viejo sano y en forma. 

Debido a sus antecedentes militares, muchos centenarios del estudio tienen un sentido estricto de la disciplina y, por tanto, son más proclives a tomar decisiones como no fumar ni beber y, en general, a cuidarse más.

La conclusión evidente es que están más sanos porque han llevado una vida más sana y esa es la causa de que hayan llegado a esa provecta edad.

Los centenarios son uno de los grupos de edad que crece con mayor rapidez en Estados Unidos. Se anticipa que superarán el millón para finales de siglo, según la U.S. Social Security Administration.

El estudio se publicó en la revista Journal of the American Geriatrics Society.

Artículo Relacionado
Sexualidad y envejecimiento

Envejecer no implica renunciar a una vida sexual plena.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales