Más sobre el sol: las ‘camas’ de rayos UVA radian hasta 10 veces más rayos ultravioleta

Los adolescentes y adultos jóvenes que ‘toman el sol’ en interiores se arriesgan a contraer cáncer de piel a una edad temprana, según un nuevo estudio.

El bronceado en interiores, que en un tiempo se consideró que era más seguro que tomar el sol al aire libre, puede producir entre 10 y 15 veces más radiación ultravioleta (UV) que el sol de mediodía, según los autores.

La radiación ultravioleta, hasta 15 meces mayor que la del sol

"Los hallazgos sugieren que niños y adultos jóvenes que buscan broncearse en interiores podrían ser especialmente vulnerables a contraer un carcinoma de las células basales, la forma más común de cáncer de piel, a una edad temprana", indicó la driectora del estudio, Dra. Margaret Karagas, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Dartmouth en Lebanon, New Hampshire.

Los resultados muestran que el bronceado en interiores se asocia con el cáncer de piel en edad temprana. Además, se observó que el vínculo más fuerte se produce entre los que se expusieron por primera vez al bronceado en interiores cuando eran adolescentes o jóvenes adultos.

Además, la piel parece más vieja

Hasta hace poco, el cáncer de piel de las células basales se consideraba un cáncer propio de un momento posterior de la vida, indicaron los investigadores.

Para el estudio, Karagas y sus colaboradores recogieron datos de los bronceados en interiores a partir de 657 personas con cáncer de piel y 452 sin él, que participaron en el Estudio del cáncer de piel de New Hampshire.

En el 40 por ciento de los casos, el cáncer de piel se manifestó en la espalda o en el pecho, en lugar de en la cabeza o en el cuello. Los tumores en la espalda y en el pecho se asocian con el bronceado en interiores, más que con la luz del sol natural, indicaron los autores del estudio.

El vínculo entre el bronceado en interiores y el cáncer se observó en todos los tipos de dispositivos de bronceados en interiores, halló el estudio.

Además, concluyen los investigadores, “la piel parece más vieja”. El informe aparece en la revista Pediatrics.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales