El café ayuda a mantener la impotencia a raya

Un reciente estudio de la University of Texas Health Science Center at Houston, encontró que los hombres que consumen más cafeína tienen un riesgo más bajo de disfunción eréctil.

La disfunción eréctil afecta hasta al 25% de los hombres

Estos hallazgos avalan la postura más reciente del U.S. Dietary Guidelines Advisory Committee (comité asesor de directrices dietéticas), de que beber de tres a cinco tazas de café al día reduce el riesgo de diabetes tipo 2 y de enfermedad cardiaca, dos enfermedades bien conocidas como factores de riesgo de impotencia.

En el estudio, el autor principal, Dr. David López, de la Universidad, y sus colaboradores observaron datos de más de 3.700 hombres controlados en la U.S. National Health and Nutrition Examination Survey (la encuesta nacional de salud y nutrición de EE. UU.). Los hombres respondieron a cuestionarios que les pedían recordar su ingesta de café en las 24 horas anteriores.

La cantidad de cafeína que parecía reducir el riesgo de impotencia equivalía a entre dos y tres tazas de café al día, dijeron los investigadores.

En comparación con los hombres del estudio que consumían entre 0 y 7 miligramos de cafeína al día, los que consumían de 85 a 170 miligramos de cafeína tenían una probabilidad 42 por ciento menor de reportar disfunción eréctil, y los que consumían de 171 a 303 miligramos de cafeína, un 39 por ciento menor.

Las fuentes de cafeína del estudio incluían el café, el té, los refrescos y las bebidas deportivas.

Los autores del estudio creen que la cafeína podría ayudar a evitar la impotencia porque relaja ciertas arterias y músculos en el pene, lo que mejora el flujo sanguíneo y la capacidad de erección.

Salvo los diabéticos

¿La excepción? Los diabéticos: la cafeína no redujo sus probabilidades de impotencia, apuntaron los investigadores.

"Aunque observamos una reducción en la prevalencia de disfunción eréctil en los hombres obesos, con sobrepeso e hipertensos, no sucedió así con los diabéticos. La diabetes es uno de los factores de riesgo más potentes de la disfunción eréctil, de forma que no resulta extraño", señaló el autor en un comunicado de prensa.

El estudio apareció on-line en la revista PLOS One. Puede leerlo aquí.

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 4.50 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales