El bótox puede paliar la incontinencia urinaria de las mujeres

Las mujeres que padecen incontinencia urinaria en quienes no hayan funcionado los medicamentos u otros tratamientos, las inyecciones de bótox podrían ayudar a controlar los "escapes", sugiere un estudio reciente.

En realidad, la investigación compara el bótox con el implante de un dispositivo de estimulación nerviosa. Aun cuando ambos tratamientos se mostraron efectivos, los resultados muestran ventaja del popular "antiarrugas" respecto del implante.

Las pacientes a quienes se administró el bótox experimentaron una reducción de cuatro episodios de incontinencia de urgencia al día, como promedio, en comparación con tres entre las que recibieron el implante, llamado InterStim.

Igualmente, las beneficiarias del bótox dijeron que tenían menos síntomas y se mostraron satisfechas con el tratamiento, señalaron los investigadores.

Artículo Relacionado
Vejiga hiperactiva

Casi el cuarenta por ciento de la población la padece. Y muy pocos van al médico

"Muchas mujeres sufren una incontinencia de urgencia y no encuentran un alivio adecuado a su problema con los medicamentos o con los cambios en el comportamiento", dijo la investigadora principal, Dra. Cindy Amundsen, de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte.

"Ambas terapias parecen ser buenas opciones para la mujer afectada", dijo Amundsen. “Las diferencias en la efectividad entre el bótox y el InterStim fueron pequeñas, pero estadísticamente significativas”, añadió.

La incontinencia de urgencia provoca una necesidad fuerte y repentina de orinar. La afección también es conocida como vejiga hiperactiva. El problema afecta aproximadamente al 17 por ciento de las mujeres mayores de 45 años, y al 27 por ciento de las mujeres mayores de 75 años, indicaron los autores.

Artículo Relacionado
Incontinencia urinaria en la mujer

Aunque es muy habitual en la mujer madura, muy pocas mujeres van al médico; y... ¡tiene solución!

Aproximadamente el 80 por ciento de las pacientes controlan la incontinencia con la medicación, dijo. “El 20 por ciento que no responde a la medicación puede optar por el bótox o por el implante", explicó Amundsen.

El bótox funciona al relajar los músculos de la vejiga hiperactiva que provocan el problema. El implante hace lo mismo al enviar pulsos eléctricos a los nervios de la espina dorsal, explicaron los autores del estudio, publicado en la revista Journal of the American Medical Association .

Publicidad

Artículo Relacionado
¿Qué intenta decirle su vejiga sobre su salud?

Puede revelar una sorprendente cantidad de información sobre la salud y bienestar.

Aunque el bótox pareció funcionar mejor que el implante, las mujeres a las que se suministró el bótox tenían un riesgo más alto de infecciones del tracto urinario, en comparación con las del implante: un 35 por ciento frente a un 11 por ciento, respectivamente.

Entre las mujeres que registraron su incontinencia durante al menos 4 meses, muchas más de las que recibieron el bótox reportaron una reducción de entre un 75 y un 100 por ciento en los síntomas de la incontinencia de urgencia, en comparación con las que usaron InterStim, indicaron los investigadores.

Artículo Relacionado
Cistitis

Un problema frecuente y molesto, cuando no doloroso. Aquí explicamos todo acerca de él.

El efecto secundario más habitual con el implante fue la necesidad de retirarlo o de reinsertarlo. Pero esto se produjo en solamente el 3 por ciento de las mujeres con el implante, reportó el estudio. En el caso del bótox, un número mayor de pacientes necesitaron usar un catéter para aliviar la retención urinaria, dijo Amundsen.

"Estos efectos secundarios no influyeron realmente en lo que las pacientes pensaban del bótox", dijo.

.

¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales