Los ataques cardiacos de las mujeres son distintos de los de los hombres; y peores

Los ataques cardiacos que sufren las mujeres suelen tener diferentes causas y síntomas que los de los hombres, y también son más letales, declara la American Heart Association, AHA.

Las mujeres abandonan los tratamientos con mayor frecuencia que los hombres

En todo el mundo, las enfermedades cardiovasculares son la causa principal de muerte de mujeres y, en occidente, el nivel de supervivencia ha mejorado. Pero las tasas de mortalidad de mujeres por problemas cardiacos siguen superando a las de los hombres, según la declaración de la AHA.

La nueva declaración, que revisa exhaustivamente las evidencias científicas actuales, indica la existencia de lagunas en el conocimiento y advierte de la necesidad de más investigación en mujeres, dijo la Dra. Laxmi Mehta, colaboradora de la AHA para la declaración.

Los puntos destacados son:

  • La acumulación de placa en las arterias (causa frecuente de ataque cardiaco) puede ser distinta en función del sexo. Las mujeres son menos propensas a necesitar stents para abrir y mantener abierta una arteria bloqueada, pero aun así sufren daños en los vasos sanguíneos que reducen el flujo sanguíneo hasta el corazón, lo que provoca un ataque cardiaco.
  • La hipertensión es un factor de riesgo más importante en mujeres que en los hombres. Y la diabetes aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca de una mujer joven hasta 5 veces más que en el caso de los hombres jóvenes.
  • Los medicamentos recomendados por las directrices se usan muy poco en el caso de las mujeres, en comparación con los hombres, y las mujeres son referidas con menor frecuencia a la rehabilitación cardiaca. Cuando lo son, tienen menos probabilidades de ir o mayores de abandonarla que los hombres.
  • Tanto en hombres como en mujeres, el dolor o el malestar en el pecho es el síntoma de ataque cardiaco más habitual, pero las mujeres son más propensas a afirmar que sienten falta de aliento, dolor de espalda o de mandíbula, y náuseas y vómitos.

La declaración aparece en la revista Circulation, de la AHA. Puede leerla aquí.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales