Alzheimer y dieta mediterránea

La dieta mediterránea previene el Alzheimer

Son bien conocidas las bondades de la llamada dieta mediterránea que, entre otras, se ha asociado con menor riesgo para desarrollar varias formas de cáncer, obesidad, alteraciones de las grasas en la sangre, hipertensión arterial, alteraciones del metabolismo del azúcar, enfermedad cardíaca coronaria y mortalidad global.

En un reciente estudio se ha demostrado que una mayor fidelidad a la dieta mediterránea en la evaluación basal se asoció con un menor riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer durante su seguimiento.

Este estudio

Añade otra ventaja a las múltiples que tiene la dieta mediterránea, y muestra menor incidencia de EA en individuos que siguen dicha dieta.

    En este estudio los autores examinan si la asociación entre la dieta mediterránea y la enfermedad de Alzheimer se mantiene con otra población diferente de enfermos de Alzheimer. Su hipótesis es que una mayor adhesión o adherencia a la dieta mediterránea se asociaría con presentar menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer también en esta población de pacientes de dicha enfermedad.

    Uno de los posibles mecanismos a través de los que la dieta mediterránea podría ejercer su efecto protector para la enfermedad de Alzheimer podría ser vascular: una mayor adherencia a la dieta mediterránea podría relacionarse con una menor proporción de enfermedad cardiovascular y cerebrovascular y, por tanto, con menores tasas de demencia. En este estudio, los investigadores examinan también si la asociación entre dieta mediterránea y enfermedad de Alzheimer es mediada por comorbilidad vascular, es decir, otras enfermedades vasculares asociadas.

    Los resultados mostraron que un mayor seguimiento de la dieta mediterránea se asocia con una reducción en la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores observaron una reducción gradual en el riesgo de enfermedad de Alzheimer en los pacientes que más se adherían a la dieta, lo que sugiere un posible efecto dosis-respuesta.

    Sus resultados también apuntan que las variables vasculares es probable que sean el mecanismo causal entre la dieta mediterránea y la enfermedad de Alzheimer, y deberían ser consideradas como posibles mediadores.

    Los autores concluyen que aprecian una vez más que una mayor adherencia a la dieta mediterránea se asocia con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Tal asociación no parece estar mediada por comorbilidad vascular.

    Si quieres proteger tu cerebro, ya lo sabes: ¡a comer frutas, verduras, legumbres, aceite de oliva y, en definitiva, todos los ricos y sanos productos de la dieta mediterránea!

    Mediterranean diet, Alzheimer Disease, and Vascular Mediation. Scarmeas N, Stern Y, Mayeux R, Luchsinger JA.Arch Neurol 2006; 63: doi: 10.100/archneur.63.12.noc60109
    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Comparta en Redes Sociales