Una alternativa a las estatinas, en ciernes

Un nuevo tipo de medicamento para el colesterol podría suponer una alternativa a las estatinas para reducir los niveles del colesterol LDL (el “malo”), según confirmó un nuevo estudio.

Los fármacos, conocidos como inhibidores de PCSK9, aún no han sido aprobados, pero se espera que la Food and Drug Administration (FDA, la agencia que controla fármacos y alimentos en los Estados Unidos) tome una decisión este año sobre los dos primeros de este tipo: evolocumab (Repatha) y alirocumab (Praluent).

El nuevo fármaco será inyectable y podrían ser dos dosis mensuales

En 24 ensayos clínicos se descubrió que los inhibidores de PCSK9 reducían el nivel de colesterol malo en un 47 por ciento como promedio.

Sin embargo, los expertos se muestran cautos: “Los ensayos realizados muestran resultados a corto plazo, y no queda claro si realmente alargan la vida de los pacientes”, adujo el Dr. Seth Martin, de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore. “Con todo, estos primeros resultados son prometedores, y somos prudentemente optimistas”.

Las estatinas

Hace años que las estatinas son el tratamiento estándar para disminuir los niveles de colesterol LDL. Varios estudios han demostrado que éstas pueden ayudar a prevenir ataques cardiacos, ataques cerebrales y otras complicaciones cardiovasculares.

Pero los efectos secundarios de las estatinas pueden ser muy serios. Estos fármacos causan a algunos pacientes daños musculares o neuromusculares, con dolores muy intensos. “Estos pacientes serían los candidatos ideales para los inhibidores de PCSK9”, dijo Martin.

En otros casos, las estatinas simplemente no funcionan, como en algunos casos de hipercolesterolemia familiar, que causa niveles de colesterol LDL elevados en edad temprana. Éste es otro grupo que se podría beneficiar de los nuevos medicamentos, indicó Martin.

De los ensayos que formaron parte de este análisis, la mitad se hizo con gente con hipercolesterolemia familiar. Otras pruebas se concentraban en las personas que habían suspendido las estatinas por sus efectos secundarios.

Los nuevos (y caros) fármacos

Los inhibidores de PCSK9 funcionan bloqueando una proteína en el hígado que ayuda a regular el LDL. Estos inhibidores no parecen causar los problemas musculares que las estatinas pueden producir.

Lo cual, por otra parte, no quiere decir que sean completamente seguros. Martin comentó que la principal preocupación que ha surgido de los ensayos son los posibles “efectos neurocognitivos”. Por ejemplo, algunos pacientes del estudio han reportado efectos como confusión y problemas de concentración mental. Sin embargo, Martin señaló que no está claro si los inhibidores PCSK9 fueron la causa última de estos problemas.

En cualquier caso, el asunto “está siendo controlado muy de cerca por la FDA, lo que resulta alentador”, añadió.

Eso sí, los nuevos fármacos son muy caros. Según un cálculo de CVS Health, una importante consultora de medicamentos norteamericana, podrían costar hasta 12.000 dólares al año por paciente.

El nuevo fármaco es inyectable y podrían ser dos dosis mensuales, en lugar de la pastilla de estatina diaria.

El estudio se publicó en la revista Annals of Internal Medicine. Puede leerlo aquí, en inglés.

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 4.50 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales