Alcohol y corazón: datos contradictorios

El alcohol podría reducir las probabilidades de ataque cardiaco, pero aumentar las de otro problema, muestra un estudio.

"Parece que el alcohol –naturalmente en cantidades moderadas- no es ni del todo bueno ni del todo malo para el corazón. Es más complicado", resumió el director de un nuevo estudio, Dr. Gregory Marcus, de la Universidad de California, en San Francisco.

Los investigadores analizaron los datos médicos de más de 1,1 millones de hospitalizaciones registradas entre 2005 y 2010 de residentes del estado de Texas de 21 o más años de edad. Dividieron a los pacientes según vivieran en zonas del Estado en que la venta de alcohol es libre o en zonas donde es ilegal; en el estado de Texas hay leyes que otorgan a los diferentes counties (condados) la potestad de declarar legal o no el alcohol.

Los residentes en condados "secos" son más propensos a sufrir ataques cardiacos e insuficiencia cardiaca que los que viven en condados "húmedos" cercanos, mostró la investigación, publicada en el British Medical Journal.

Lo curioso es que también son menos propensos a sufrir de fibrilación auricular, una alteración que consiste en un ritmo cardiaco irregular, que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV). "No hay una respuesta universal", añadió Marcus. "Los datos sugieren que quizá en algunos casos el alcohol es beneficioso, mientras que en otros es nocivo".

Los residentes de los condados húmedos de Texas muestran un riesgo un 9 por ciento más bajo de ataque cardiaco y un 13 por ciento más bajo de insuficiencia cardiaca congestiva, según el estudio. En contrapartida, la gente con acceso fácil al alcohol parecía tener un riesgo un 5 por ciento más alto de fibrilación auricular. Por no hablar de que el estudio también muestra que tenían una probabilidad 36 por ciento mayor de beber alcohol en exceso.

Vieja polémica

Hace mucho que los cardiólogos debaten sobre las bondades del alcohol para el corazón. Algunos estudios anteriores han encontrado que un consumo moderado de alcohol (dos copas al día para los hombres y una para las mujeres) podría reducir el riesgo de ataque cardiaco, pero los datos generales han sido inconsistentes, apuntaron los investigadores.

También encontraron que los residentes de los condados mojados parecían menos propensos a sufrir ataques cardiacos o insuficiencia cardiaca, pero más propensos a desarrollar fibrilación auricular.

Los investigadores no están seguros del motivo por el cual el alcohol podría provocar fibrilación auricular. Pero un consumo empedernido de alcohol puede provocar un latido cardiaco anómalo. El fenómeno es tan común que tiene su propio alias, el "síndrome del corazón en vacaciones", dijo Markus.

Los efectos potencialmente beneficiosos del alcohol sobre el corazón también siguen siendo un misterio, aunque algunos han especulado que podrían vincularse con una reducción de los niveles de colesterol en la sangre.


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 3.71 sobre 5

Comparta en Redes Sociales