El alcohol antes de acostarse no ayuda a dormir

Un estudio reciente muestra que, aunque el alcohol puede dormirnos en un primer momento, puede crear problemas más tarde, durante la noche.

El alcohol altera el ritmo circadiano

Esto se produce porque el alcohol altera el sistema cerebral de regulación que necesitamos para dormir, hallaron los investigadores.

Ritmo circadiano

"La idea que prevalecía era que el alcohol favorece el sueño al cambiar el ritmo circadiano, nuestro ‘reloj corporal interno’ de 24 horas ", comentó el autor principal del estudio, Dr. Mahesh Thakkar, del departamento de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri, en un comunicado de prensa.

"Pero descubrimos que el alcohol en realidad afecta a la homeostasis del sueño: el mecanismo del cerebro que regula el sueño y la vigilia", dijo Thakkar.

¿Bebe usted?

¿Puede usted ser adicto al alcohol... y no saberlo?

Haga nuestro test y compruébelo. Pero ¡sea sincero!

    Peor calidad de sueño

    Como consecuencia, los efectos del alcohol en la homeostasis del sueño pueden resultar en un sueño de peor calidad.

    "Basándose en estos resultados, está claro que no se debería tomar alcohol como ayuda para dormir. El alcohol altera el sueño y reduce la calidad del sueño. Además, el alcohol es un diurético que aumenta la necesidad de ir al baño y provoca que uno se despierte antes por la mañana", explicaron los investigadores.

    Thakkar indicó que el sueño es un área importante de estudio. "Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo. Teniendo en cuenta que las estadísticas muestran que el 20 por ciento de las personas beben alcohol para dormir [datos de Estados Unidos], es vital que comprendamos cómo interactúan las dos cosas", señaló.

    El estudio se ha publicado recientemente en la revista Alcohol.

    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Contenido Relacionado

    Comparta en Redes Sociales