Los afrodisíacos masculinos “naturales” no son efectivos y sí posiblemente nocivos

No hay evidencias de que los suplementos de venta libre que supuestamente mejoran la función sexual masculina funcionen y algunos son potencialmente peligrosos, informa un estudio reciente.

Son complementos dietéticos, de venta en herboristerías y tiendas especializadas, como el Epimedium ("horny goat weed"), el Ginseng, el DHEA (Dehidroepiandrosterona), el Ginkgo biloba, el Fenogreco y la Maca.

Estos productos carecen de evidencia científica que avale que pueden mejorar la libido

Muchos hombres que buscan ayuda médica por problemas de vigor sexual reportan usar este tipo de complementos. Pero dada la poca regulación de las dosis o los ingredientes, se desconocen los efectos de esos productos en la salud, advierten los investigadores.

El caso es que muchos de esos productos contienen trazas de un ingrediente de medicamentos como Viagra, que puede ser peligroso para los hombres que padecen de ciertos problemas de salud, añadieron los investigadores.

Los investigadores identificaron los complementos para ayudar a la sexualidad masculina más vendidos, y analizaron los ingredientes, incluyendo los que se encuentran en productos anunciados para mejorar la erección, el deseo y el rendimiento sexual.

"Aunque ciertos complementos naturales que revisamos se muestran prometedores para la mejora de las disfunciones sexuales leves, carecen de evidencias firmes en seres humanos", señaló en un comunicado del Wake Forest Baptist Medical Center el director del estudio, Dr. Ryan Terlecki, profesor de urología del centro en Winston Salem, Carolina del Norte. Puede acceder al comunicado aquí.

Muchos de estos productos carecen de cualquier evidencia científica que avale que pueden mejorar la libido, la disfunción eréctil o el rendimiento sexual, señalaron los investigadores.

También encontraron que algunos de los productos supuestamente "naturales" contenían vestigios de inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (iFDE5), que se encuentra en fármacos que requieren receta, (como Viagra) usados para tratar la impotencia.

Un estudio mostró que el 81 por ciento de las muestras evaluadas de productos para mejorar la función sexual masculina de venta libre comprados en Estados Unidos y Asia contenían iFDE5.

"Los iFDE5 todavía no se pueden vender sin receta", advirtió Terlecki. "Los hombres que usan estos medicamentos sin la supervisión de un médico pueden hacerlo de forma inadecuada. Los pacientes de enfermedad cardiaca avanzada, por ejemplo, o que toman nitratos (como la nitroglicerina) no deben usar iFDE5, porque podrían provocar un descenso peligroso de la presión arterial. Igualmente, los hombres con problemas de hígado graves o enfermedad renal en etapa final que necesitan diálisis deben evitar estos productos".

El estudio apareció en la revista Journal of Sexual Medicine. Puede leer un resumen aquí.


¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales