La adopción mejora la calidad de vida de las parejas infértiles

Las parejas que se deciden a adoptar tras tratamientos fracasados contra la infertilidad tienen una alta calidad de vida.

La calidad de vida se relaciona fuertemente con los hijos, naturales o adoptados

Los investigadores, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, estudiaron a varios tipos de parejas: parejas cuyo tratamiento de fertilización in vitro (FIV) fracasó; parejas cuya FIV dio resultado; parejas que decidieron adoptar tras el fracaso de la FIV y parejas sin problemas de fertilidad.

Las parejas que se sometieron a FIV fueron evaluadas cinco años tras el tratamiento. La calidad de vida entre los más de 970 hombres y mujeres se midió como bienestar psicológico e interconexión entre la pareja.

Calidad de vida e hijos

La calidad de vida fue más alta entre las parejas que adoptaron niños tras una FIV fracasada, y más baja entre las parejas que no adoptaron niños tras el fracaso de su FIV, hallaron los investigadores.

"Esto muestra que la calidad de vida se relaciona fuertemente con los hijos, ya sean resultado de embarazos espontáneos, adopción o hijastros", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Gotemburgo la Dra. Marie Berg, de la Academia Sahlgrenska de la Universidad.

"Puede ser importante pensar inmediatamente en la adopción cuando se busca ayuda médica para la infertilidad, sobre todo ahora que sabemos que la adopción mejora la calidad de vida. Ahora mismo, la idea de adoptar solo se toma en cuenta cuando la FIV ha fracasado", anotó.

El estudio apareció en la revista Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica. Puede leer un resumen aquí.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales