Los adolescentes duermen menos que nunca

Los adolescentes no duermen lo suficiente, y el problema ha empeorado desde la década de los noventa, según muestra una investigación reciente.

Hasta el 37 por ciento de los adolescentes de 15 años afirmaron que no dormían 7 o más horas por la noche en 2012. Esa cifra es mayor que el 28 por ciento reportado en 1991, según el estudio.

Independientemente del periodo estudiado, el número de adolescentes que afirman que duermen 7 o más horas cae en picado entre los 13 y 18 años de edad, mostró el estudio. A los 13 años, aproximadamente dos tercios de los adolescentes duermen al menos 7 horas por la noche; a los 18, ese porcentaje se reduce a aproximadamente un tercio.

En España, la televisión complica aún más las cosas

©Courtesy of Ambro at FreeDigitalPhotos

Los expertos en el sueño han indicado que la falta de sueño aumenta el riesgo de subir de peso, de un mal rendimiento escolar, de depresión y de otros problemas.

Recomendaciones de sueño diario

La recomendación más reciente de la estadounidense National Sleep Foundation afirma que entre los 14 y los 17 años de edad se necesitan entre 8 y 10 horas por la noche y, entre los 18 y los 25, de 7 a 9 horas.

"Después de los 16 años, la mayoría no cumple con lo que recomiendan las directrices", dijo la autora del estudio, Dra. Katherine Keyes, de la Mailman School of Public Healh, en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Para realizar el estudio, los investigadores de la Universidad de Columbia examinaron los datos sobre el sueño de una encuesta nacional de más de 270.000 adolescentes, entre 1991 y 2012. Cada año, los adolescentes reportaron con qué frecuencia dormían 7 o más horas, además de con qué frecuencia dormían menos de lo que necesitaban.

El número de personas que dormían lo suficiente se redujo entre 1991 y 2000, año a partir del cual el problema se niveló. También hallaron diferencias en el sueño según el sexo. "Las chicas son más propensas a dormir menos que los chicos", dijo Keyes.

Un hallazgo preocupante fue que algunos adolescentes que no dormían lo suficiente a menudo pensaban que sus horas de sueño eran las correctas.

Ordenadores, móviles, tablets, redes sociales

La irrupción en la sociedad de los medios electrónicos puede ser un factor determinante; los adolescentes envían mensajes, chatean, juegan videojuegos y trabajan con sus portátiles hasta bien entrada la noche.

"El uso excesivo de la tecnología podría dificultar la capacidad de dormir de un adolescente", señaló Keyes.

El estudio se ha publicado en la revista Pediatrics.

En España: además, está la televisión...

La Dra. Milagros Merino, neurofisióloga de la Unidad Pediátrica de Trastornos del Sueño en el Hospital Universitario de La Paz, y miembro de la Sociedad Española del Sueño, confirma a NetDoctor en conversación telefónica que el problema también existe en España.

“Pero aquí, además de tablets, ordenadores y juegos, se da el factor de la televisión, que sigue un horario más tardío que en el resto de Europa”. El prime time español comienza con el telediario, a las nueve, y cualquier programa ‘apetecible’ empieza a las diez, o más tarde. Este hecho no ayuda nada a que los niños duerman lo suficiente”.

Curiosamente, los niños españoles perciben que duermen poco, contrariamente a lo que sucede en los Estados Unidos. Un estudio llevado a cabo en 2011 en Valencia, dirigido por el Dr. Pin Arboledas, director de la Unidad Valenciana del Sueño del Hospital Quirón de Valencia y publicado en Anales de Pediatría, así lo asevera, basándose en la encuesta llevada a cabo entre más de 1.500 niños en el área de Valencia.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales