Dos aditivos alimentarios, asociados al cáncer de colon en ratones

Los aditivos en cuestión son de uso muy amplio en alimentos procesados y se vinculan al cáncer de colon en ratones.

Se trata de dos emulsionantes, polisorbato 80 y carboximetilcelulosa: E-433 y E-466 respectivamente. El primero se añade a chicles, helados, refrescos, sorbetes, tartas, pastelería, patés, algunas bebidas bebidas alcohólicas y varios productos más.

El E-466, por su parte, se utiliza en salsas, bebidas de soja, leches, natas, cremas, batidos, zumos, flanes, bollería, salchichas, quesos rallado y para untar, etc.

Artículo Relacionado
Seis consejos para evitar el cáncer de colon

Hasta el 50% de los cánceres de colon podrían prevenirse, afirma una experta.

Ambos aditivos se añaden a los alimentos para mejorar la textura y alargar su duración, dijeron los investigadores del estudio.

En los ratones, el consumo regular de ambos emulsionantes produjo cambios en las bacterias intestinales que promovieron la inflamación y el cáncer de colon, mostró el estudio, publicado en la revista Cancer Research.

El cáncer de colon es el que más muertes produce en todo el mundo, con independencia del sexo. Hay evidencias crecientes de que los microbios intestinales tienen un papel importante en el cáncer de colon, según los investigadores.

Artículo Relacionado
Corazón y cáncer de colon: definitivamente, aspirina sí

La comunidad científica parece mostrarse unánime sobre sus ventajas.

"La incidencia del cáncer color de colon ha aumentado marcadamente desde mediados del siglo XX", dijo la Dra. Emilie Viennois, de la Georgia State University.

"Una característica clave de esta enfermedad es la presencia de una microbiota intestinal alterada que crea un nicho favorable para el desarrollo de tumores", señaló en un comunicado de prensa de la universidad.

Artículo Relacionado
Los gordos, mayor riesgo de cáncer de colon y recto

Son convincentes las pruebas de que la grasa corporal se asocia con un riesgo elevado de cáncer de esófago, páncreas, recto y colon.

Publicidad

"El aumento drástico en estas enfermedades se ha producido sin cambios en la genética humana, lo que sugiere la existencia de un factor ambiental que influye negativamente", añadió.

Con todo, se necesitan más investigaciones antes de que se pueda probar que los emulsionantes son agentes cancerígenos, dijeron los investigadores. Además, los resultados de estudios con animales con frecuencia no se replican en los humanos.


¿Le ha parecido interesante?

4 votos, media: 4.75 sobre 5

Comparta en Redes Sociales