Adelgazar siquiera un poco da muy buenos resultados

Perder unos pocos kilos resultó en una reducción significativa de los principales riesgos asociados al exceso de peso, esto es, enfermedad cardiaca, diabetes y cáncer, encuentra un nuevo estudio.

El esfuerzo de perder un 5 por ciento del peso merece la pena

Los investigadores siguieron a 40 personas obesas que perdieron bien el 5, el 10 o el 15 por ciento de su peso. Los resultados mostraron que con perder apenas el 5 % los factores de riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiaca se reducían.

"Estos resultados demuestran que el esfuerzo de perder un 5 por ciento del peso merece la pena", apuntó el autor del estudio, Dr. Samuel Klein, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Debemos plantearnos quizá cambiar los protocolos actuales sobre obesidad y establecer un objetivo de pérdida de peso del 5 por ciento, en lugar del actual (de entre el 5 y el 10 por ciento). Este objetivo resulta a veces ambicioso y aumenta la sensación de fracaso cuando los pacientes no bajar más del 5 por ciento", dijo Klein.

Nuestros tests

Una meta más moderada puede motivar a los obesos para lograr unos objetivos alcanzables de pérdida de peso, planteó Klein. Una mujer que pesara 90 kilos sólo tendría que perder entre 4 y 5 kilos para lograr una significativa reducción de los riesgos asociados a la obesidad.

"Nuestros hallazgos muestran que perder incluso una cantidad pequeña de peso tiene importantes beneficios de salud para varios sistemas orgánicos", dijo Klein. "Esperamos que estos hallazgos animen a las personas obesas a tomar medidas razonables para vigilar lo que comen y aumentar su actividad física, porque esto se traducirá en un riesgo más bajo de diabetes y enfermedad cardiaca".

Estudios futuros deben investigar los efectos de perder pequeñas cantidades de peso sobre otros problemas de salud vinculados con la obesidad, como la artritis y la enfermedad pulmonar, concluyeron los investigadores.

Qué es “ser obeso”: El Índice de Masa Corporal

Es un baremo, universalmente aceptado, que relaciona la estatura y el peso de adultos según la tabla a continuación. (Puede calcular su propio IMC en nuestro test, aquí.)

Edad Mayor de 35 Entre 18 y 34
Peso bajo (debe ganar peso) IMC menor que 19 IMC menor que 19
Sano IMC entre 19 y 26 IMC entre 19 y 24
Sobrepeso (aumenta el riesgo) IMC entre 27 y 30 IMC entre 25 y 30
Obesidad (aumenta la mortalidad) IMC mayor que 30 IMC mayor que 30

Según lo cual, ser obeso supone tener un IMC mayor de 30.

Naturalmente, existe un cierto margen en el IMC, pues cada persona tiene una constitución distinta. Sin embargo, si el índice está por encima de 25-27, es probablemente necesario tomar medidas antes de que la salud resulte perjudicada. Cuando el IMC se eleva por encima de 30, hay que actuar cuanto antes.

El estudio se publicó en la la revista Cell Metabolism. Puede acceder a él aquí, en inglés.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales