¿Adelgazar? Deje la fruta a la vista

Lo que se deja en la encimera de la cocina da buenas pistas sobre el peso de una persona, revela un estudio reciente.

Las mujeres que tenían fruta en la encimera pesaban 6 kilos menos

Los investigadores, de la Universidad de Cornell, fotografiaron las encimeras de más de 200 hogares estadounidenses, y comprobaron el peso de las dueñas de las casas.

Las mujeres que tenían cereales o pan para el desayuno en la encimera pesaban 9 kilos más que las que no los tenían. Y las que tenían refrescos en la encimera pesaban de 11 a 12 kilos más que las que vivían en casas sin refrescos a la vista, encontraron los investigadores.

Dieta “visual” básica

"Es la dieta 'visual' básica... uno come lo que ve", señaló en un comunicado de prensa el director del estudio, Dr. Brian Wansink, del Laboratorio de Alimentos y Marcas de la Universidad.

"Como consumidor de cereales, fue un shock para mí. Los cereales parecen saludables, pero si cada vez que uno pasa por delante se come un puñado no va a ser de mucha ayuda", explicó.

El lado positivo es que las mujeres que tenían fruta en la encimera pesaban 6 kilos menos que las mujeres sin ella a la vista.

"En el laboratorio tenemos un lema: si quiere estar delgado, haga lo que los delgados. Si los delgados convierten sus casas en 'delgadas por diseño' eliminando de la encimera todo menos el frutero, imitarlos no nos irá mal", concluyó Wansink.

El estudio se publicó en la revista Health Education and Behavior. Puede leerlo, en inglés, aquí

.

¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 4.67 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales