Se puede evitar el efecto yoyó de las dietas

Unas sesiones de "coaching" parecieron evitar la recuperación del peso, muestra un estudio

Cualquier seguidor de un régimen para adelgazar sabe que lo peor llega después de lo malo, cuando ve que el peso perdido se recupera inexorablemente con la misma facilidad que se perdió. Ése es el principal problema de cualquier dieta: el organismo nos pide ponernos rápidamente al día en las carencias sufridas durante el régimen.

La respuesta parece estar en un adecuado seguimiento dirigido a implantar ciertas estrategias conductuales tras el régimen: la directora del programa, de la Universidad de Wisconsin, Dra. Corrine Voils, así lo afirma.

Artículo Relacionado
6 reglas básicas para comer sano y bien

Al margen de modas, bulos, dimes y diretes...

Los participantes mantuvieron en mucha mayor medida los logros de la dieta. Tras la pérdida inicial de peso, ganaron una media de 700 gramos en un año, cuando la media de recuperación fue de más de dos kilos (2,27kg) en el mismo periodo de tiempo entre los no participantes.

El estudio, publicado en la revista Annals of Internal Medicine, se realizó sobre 222 pacientes que habían adelgazado una media de 7,3 kilos mediante un régimen específico. Al acabarlo, se les asignó al azar a un grupo al que se sometería a un seguimiento por parte de dietistas o a un segundo grupo al que se dejó a su aire.

En un principio, el coaching incluyó unas pocas visitas en grupo, pero se pasó rápidamente a llamadas telefónicas regulares. "Comenzamos con contactos quincenales que luego pasaron a mensuales y, por último, a una llamada cada dos meses", dijo Voils.

Artículo Relacionado
7 mitos comunes sobre dietas a los que no hacer caso

Viejas creencias de las que hay que hacer caso omiso

El coaching abordó cuatro temas clave:

Primero, pesarse con regularidad para identificar cualquier aumento repentino de peso. Se pidió a los pacientes que reaccionaran si recuperaban más de un kilo. "Recuperar más de un kilo significa que se está camino de recuperar el peso. Es necesario en este caso retomar el esfuerzo para perder ese kilo. Es más fácil rectificar un lapsus pequeño que uno de 9 kilos".

Publicidad

También se animó a los participantes a:

  • Hacer planes para las situaciones en que podrían recaer en los antiguos hábitos de alimentación, como vacaciones, viajes, fiestas o cualquier otro evento acompañado de comida.
  • Pedir ayuda a amigos y familiares para mantener hábitos saludables que eviten la recuperación.
  • Hacer una lista de los beneficios obtenidos al adelgazar, como forma de mantenerse motivados.
Artículo Relacionado
¿Podría el estrés estar frenando su régimen de adelgazar?

El estrés tiene muchos efectos extraños, e indeseables, en el organismo.

Lo que no pudo especificarse es la necesidad de mantener ese tipo de seguimiento el resto de la vida para evitar la recuperación del peso. "Me encantaría hacer ese próximo estudio para averiguarlo", concluyó Voils.


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 4 sobre 5

Comparta en Redes Sociales