Regeneran el corazón de monos con células madre

Un ensayo clínico realizado en la Universidad de Washington ha logrado regenerar satisfactoriamente los corazones dañados de monos mediante células madre.

Los resultados de la investigación sugieren que la técnica podría aplicarse a los seres humanos, según resaltan los propios autores.

"Antes de este estudio, no se sabía si es posible producir un número suficiente de estas células y utilizarlas con éxito para regenerar los músculos de corazones dañados en un animal grande, de tamaño y fisiología cardiaca similares a los del corazón humano", afima el director del experimento, Dr. Charles Murry, profesor de Patología y Bioingeniería de la Universidad de Washington, en Estados Unidos.

Murry confía que la técnica pueda estar lista para ensayos clínicos en humanos dentro de unos cuatro años.

Se logró un 40% de regeneración del tejido cardiaco

En el estudio se indujeron infartos de miocardio controlados, una forma de ataque al corazón, en macacos de cola de cerdo anestesiados.

Falta de riego sanguíneo

Como el músculo del corazón infartado no vuelve a crecer, el infarto causa que el corazón bombee menos sangre y, a menudo, conduce a la insuficiencia cardiaca, la principal causa de muerte cardiovascular. El objetivo de la terapia de células madre es reemplazar el tejido dañado con nuevas células del corazón y conseguir que el corazón que falla funcione con normalidad.

Dos semanas después de los infartos se inyectaron mil millones de células musculares cardiacas derivadas de células madre embrionarias humanas en el músculo infartado. Esta cantidad es diez veces mayor de la que los investigadores habían sido capaces de generar antes.

40% de regeneración

Los investigadores encontraron que las células musculares del corazón derivadas de células madre se infiltraron en el tejido cardiaco dañado, maduraron, se ensamblaron en las fibras musculares y comenzaron a latir en sincronía con las células del corazón de los macacos y, después de tres meses, las células parecían haberse integrado plenamente en el músculo del corazón del animal.

Como media, las células madre trasplantadas regeneraron el 40 por ciento del tejido cardiaco dañado.

"Los resultados muestran que ahora podemos producir el número de células necesarias para la terapia humana y obtener formación de nuevo músculo cardiaco en la escala necesaria para mejorar la función del corazón humano".

Los resultados del experimento aparecen en la revista Nature.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales